Remy Gardner se proclama campeón del mundo de Moto2

Gardner ha celebrado su título en el Circuit

El Gran Premio Motul de la Comunitat Valenciana ha decidido el título de Campeón del Mundo de Moto2. Remy Gardner (Kalex), que llegaba a esta cita con una ventaja de 23 puntos, ha cumplido con lo previsto y se ha llevado el campeonato de la categoría intermedia.

La carrera empezó de forma accidentada. Tras el comienzo, en la salida de la curva dos, Marco Bezzecchi (Kalex), Xavi Vierge (Kalex) y Lorenzo Baldassarri (MV Agusta) sufrieron una caída múltiple que dejó aceite en pista, lo que obligó a dirección de carrera a mostrar la bandera roja. Los comisarios del Circuit Ricardo Tormo limpiaron la pista en muy poco tiempo, por lo que la carrera pudo volver a comenzar, a una distancia de 16 vueltas.

Tras la nueva salida, Raúl Fernández (Kalex) se situó desde el principio en la parte delantera. El piloto madrileño, que su única opción para llevarse el título era ganar, estuvo en todo momento cumpliendo con su cometido. Fernández fue constante y ganó con autoridad en un circuito que ya conocía la victoria. Con este primer puesto, además, el piloto formado en la Cuna de Campeones acumula ocho victorias esta temporada, por lo que ha superado el récord de victorias de esta categoría que poseía Marc Márquez.

Tras Raúl, Fabio Di Giannantonio (Kalex) ha sido el piloto que ha cruzado la línea de meta en segunda posición y Augusto Fernández (Kalex) ha completado el podio. Mientras se libraba la batalla por el podio, Gardner llegó a las primeras posiciones, pero estuvo en todo momento en plazas de campeón. Teniendo una ventaja con la que podía quedar hasta decimotercero para ser campeón, al piloto australiano le bastó con ser décimo.

Gardner ha celebrado su título en el Circuit, donde también estaba su padre, Wayne Gardner, campeón del mundo de 500 cc. en 1987: “No tengo palabras, tantos años de sufrimiento, tantos momentos durante mi carrera en los que pensaba que no era lo suficientemente rápido… al final lo hemos conseguido, es un sueño hecho realidad, así que solo puedo dar las gracias a todos los que han creído en mí”.

Por su parte, tras la victoria, Raúl Fernández ha declarado que lo ha dado todo: “Al final han sido solo cuatro puntos, es el destino… las cosas pasan por algo. Estoy muy contento, pero sabe a poco. Después de Portugal lo tenía claro que era muy difícil, pero lo he intentado. Me alegro mucho por Remy y por todo su equipo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *