Revisión de vehículos «en peligro» por demoras en las ITV valencianas

Revisión de vehículos «en peligro» por demoras en las ITV valencianas

El Síndic denuncia la "falta de colaboración de la Conselleria al no haber presentado el informe requerido dentro del plazo legal máximo de un mes".

 

El Síndic de Greuges ha instado a la Generalitat Valenciana a estudiar la adopción de medidas para garantizar que los ciudadanos puedan obtener cita previa en las ITV para la revisión de su vehículo «en un plazo razonable» y «en las estaciones más próximas a su domicilio».

Así consta en una resolución del Síndic, recogida en su memoria anual de 2023, a raíz de la queja de un ciudadano por el «mal funcionamiento» de la empresa pública Sitval. Desde febrero del año pasado, esta sociedad gestiona las ITV de la Comunitat Valenciana, después de que el servicio se revirtiera a gestión pública, poniendo fin a 25 años de privatización.

En su queja, el afectado aludía a la supresión del servicio de ITV móvil en el municipio alicantino de Xixona y al hecho de no poder conseguir cita previa en las ITV cercanas de El Campello, Alicante y Alcoi con fecha límite del 1 de julio. Según el denunciante, esta situación le obligó a coger cita en Villena (Alicante), a 60 kilómetros de distancia de su población.

El defensor del pueblo admitió a trámite la reclamación y pidió información a la administración. Transcurrido el plazo establecido de un mes, la Generalitat no remitió el informe requerido, por lo que para el Síndic,

Resulta forzoso partir de la veracidad de los hechos denunciados y de la pasividad de la administración autonómica a la hora de resolver las solicitudes presentadas.

En su argumentación, el defensor considera que no es «razonable» y que resulta «desproporcionado o contrario a los principios de una buena administración» que las estaciones de ITV, encargadas de proporcionar un servicio obligatorio para garantizar la seguridad de los vehículos en circulación, demoren la obtención de una cita previa por un plazo no inferior a dos meses para realizar dicha revisión obligatoria.

Relacionados  Los sindicatos aplazan la huelga de las ITV en la Comunitat

Advierte que esta situación puede generar un riesgo para la circulación de los vehículos que no puedan obtener cita previa para la revisión antes de que caduque el plazo establecido en la revisión anterior.

Es inaceptable que un particular no pueda obtener una cita previa para la revisión de su vehículo en un plazo de menos de dos meses en las estaciones de ITV más cercanas a su domicilio.

Subraya, destacando que esta situación podría resultar en el incumplimiento de la fecha de vencimiento del certificado del vehículo «debido a circunstancias que escapan al control del propietario» debido al «mal funcionamiento del servicio de cita previa».

Además, el Síndic hace referencia a la «falta de colaboración» de la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo al no haber presentado el informe requerido dentro del plazo legal máximo de un mes. Por esta razón, advierte que si persiste esta falta de colaboración, quedará registrada en futuras resoluciones.

La continuación de actitudes obstruccionistas que resulten en un comportamiento hostil o sistemáticamente obstaculizador de las investigaciones realizadas por el Síndic de Greuges dará lugar a un informe especial de naturaleza monográfica, en el que se identificarán a las autoridades y al personal responsables de lo ocurrido.

Enfatiza.

Por todo ello, el defensor ha decidido instar a la Conselleria a abordar este tipo de situaciones, a llevar a cabo las acciones necesarias para verificar los hechos denunciados y, en su caso, a tomar las medidas pertinentes para garantizar la obtención de citas previas en las ITV más cercanas. También le recuerda su obligación legal de colaborar con esta institución.

Finalmente, al no recibir respuesta, el Síndic emitió la resolución de cierre del expediente a finales de octubre «sin resolver la queja». Concluye.