Ruiz ordena la retirada del monumento a las víctimas de la violencia del Parque Ribalta

La actuación, según la concejal, se hace de conformidad con las leyes de Memoria Histórica y en cumplimiento de la resolución de la Dirección General de Calidad Democrática

El Ayuntamiento de Castellón ha dado un paso más para retirar el monumento a los caídos del Parque Ribalta con la resolución decretada por la concejala de Memoria Democrática, Verónica Ruiz, en la que ordena su retirada. La resolución firmada por Ruiz decreta la retirada del vestigio en base a las leyes estatal y valenciana de memoria democrática y la comunicación de la autoridad competente en esta materia, la Dirección General de Calidad Democrática, como ha explicado la regidora.

“Basándonos en la legalidad, y teniendo en base al informe de la autoridad competente, que es la Dirección General de Calidad Democrática, el que determina que el monumento es un vestigio de exaltación franquista, y como regidora con las competencias delegadas de Memoria Democrática ordeno la retirada del monumento a los caídos del Parque Ribalta”, ha informado Ruiz.

La edil también ha recordado que ahora se dará traslado de la resolución “al área de Obras y Proyectos Urbanos para que ejecute el proyecto de retirada del monumento y ampliación del Parque Ribalta”. Así mismo, el decreto firmado por la concejala también será trasladado “al área de Patrimonio, para que inicie el procedimiento para la cesión de la cruz latina del monumento”, ha subrayado Ruiz, quien se reunió con representantes de la Diócesis Segorbe-Castellón para ofrecerles la mencionada cruz y recogió su voluntad de conservarla.

Además, tal como recoge el punto octavo del documento, el consistorio notificará ahora la resolución de la regidora a las personas que han comparecido en el expediente, informándolos individualimente de la contestación a sus alegaciones.

Cabe señalar que el consistorio dispone la autorización de la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana para ejecutar el proyecto de retirada del monumento y ampliación del jardín del parque Ribalta, Bien de Interés Cultural. Además, hay que recordar que el espacio donde se encuentra el vestigio es de titularidad municipal y, por lo tanto, el consistorio tiene competencias para actuar en el mismo.

El nuevo expediente administrativo para la retirada del monumento, activado en mayo de 2021, ha sumado más de un centenar de alegaciones a favor de la actuación. Además, el Comité Técnico de Expertos para la valoración de la retirada de los vestigios vinculado a la Guerra Civil y la Dictadura de la Comunidad Valenciana, determinó que el monumento del Parque Ribalta “continúa siendo en la actualidad un signo de exaltación de la Guerra Civil y la dictadura para ser un punto de concentración para la exaltación del franquista en fechas concretas” y la Dirección General notificó que este monumento es, en la actualidad, un monumento contrario a la democracia y hay que aplicar las leyes.