Ruth Sanz (PSPV): «España ha sido capaz de delimitar el IPC hasta ubicarlo en el nivel más bajo de Europa»

La portavoz socialista apunta que el gobierno central es un caso a seguir en el viejo continente y reivindica «el acierto» de acciones como el incremento del sueldo mínimo, la gratuidad del transporte público, la bonificación del gasóleo y la reducción del recargo impositivo de la luz y el gas.

 

La portavoz del PSPV de Castelló, Ruth Sanz, remarca que el conjunto de medidas activadas por el Gobierno de España ha logrado delimitar la escalada extendida de los costes y se ubica como el estado europeo menos perjudicado por la inflación provocada por la invasión rusa de Ucrania. Conforme con las últimas estadísticas, la tasa del IPC se halla en el seis con ocho por ciento, 3 puntos menos que la media de la eurozona. Sanz apunta que el paquete de reformas tributarias y estructurales aprobadas por los ejecutivos socialistas «marchan» y vienen provocando un descenso de 4 puntos en los últimos 4 meses.

Las reformas económicas promovidas por el ejecutivo de Pedro Sánchez tienen el efecto deseado, que no es otro que calmar la situación de las familias y las compañías de Castelló.

En este sentido, Sanz resalta la eficiencia de las medidas «para favorecer a las clases trabajadoras» como la gratuidad de transporte público, el incremento de las pensiones, la subida del sueldo mínimo, la rebaja de impuestos a la luz y el gas o la bonificación de los carburantes, entre otros muchos.

Frente a un escenario de inseguridad jamás vivido antes, «el Gobierno de España no ha dudado en tomar resoluciones valientes para resguardar y dignificar la vida de las personas». «Hemos promovido la rebaja más grande de impuestos a las clases medias y trabajadoras que ha hecho un gobierno y no nos ha temblado el pulso en el momento de establecer nuevos tributos a las grandes corporaciones energéticas y petroleras que tienen beneficios de récord a causa del aumento de los costes», asevera la portavoz.

Ruth Sanz destaca que este conjunto de acciones está sirviendo de espejo para numerosos países de Europa que toman a España como un ejemplo para reducir la alta inflación en sus estados.

Sanz contrapone la administración de los gobiernos del PP para hacer frente de la crisis financiera de dos mil ocho, con recortes masivos en los servicios públicos y subidas de impuestos, al modelo de protección de la ciudadanía que está haciendo el Gobierno de Pedro Sánchez.

Pese a vivir una pandemia y una guerra en Europa, ya tenemos mejores indicadores económicos y sociales que hace ahora catorce años. Las cantidades desmienten una vez más la falsa teoría conservadora de que la derecha administra mejor, por el hecho de que ahora tenemos más estabilidad, más empleo de calidad, más servicios, mejores infraestructuras y más prestigio internacional.

Ha zanjado, la líder socialista.