Sales afea que Amparo Marco quite agentes de la Policía Local de la protección a víctimas de violencia de género y de los que prestan servicio en las calles para que sean sus escoltas

El concejal del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Castellón, Vicent Sales, denuncia un nuevo engaño de la alcaldesa Amparo Marco a todos los castellonenses, porque decía que no iba a necesitar escoltas y sí los tiene, “queremos saber si es verdad, como todo parece indicar, que utiliza para su propia seguridad agentes que patrullan las calles, velando por la seguridad de todos, y lo que es más grave, de la protección a las víctimas de la violencia machista, cuando las cifras siguen siendo muy preocupantes”.

“Este gobierno municipal está haciendo todo lo contrario a lo que dijo, resultando un fraude. La alcaldesa renegaba de coches oficiales y tiene, no uno, sino dos a sus servicio; aseguró que había cerrado el círculo de los desahucios y ahora anuncia desalojos inminentes en pisos sociales y, lo último que hemos conocido en plena celebración del 25-N (Día Internacional contra la Violencia de Género), recorta agentes con funciones VioGen para garantizarse su propia seguridad”, señala.  

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Vicent Sales, denuncia que en plena celebración por el 25-N (Día Internacional contra la Violencia de Género), se haya conocido que la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, disponga de cuatro escoltas a su servicio, unos agentes que podría estar detrayendo del cupo de agentes con funciones VioGen, es decir, del servicio destinado a las víctimas de la violencia machista en la ciudad de Castellón y también de la brigada que atiende las necesidades de los vecinos en las calles. Justo hoy se ha conocido el último asesinato de una mujer de 26 años en Tenerife, la última víctima de la violencia machista que suma un total de 52 en España en lo que va de 2019.

Esta misma mañana, Vicent Sales ha dejado constancia en la Comisión Informativa de las Personas en la que ha participado, el “malestar” del Partido Popular y el “absoluto rechazo” a que los escoltas que lleva la alcaldesa en algunos momentos sean agentes de este servicio, como parece ser y ha pedido una aclaración al respecto. “Consideramos que es bastante grave el problema al que se enfrentan miles de mujeres víctimas del maltrato, como para que se resten los recursos públicos disponibles para la protección de estas mujeres”, señala Sales. Y a vez aclara, para que no haya dudas, “no estamos en contra de que la alcaldesa lleve seguridad, a pesar de que dijo que no necesitaba escoltas para protegerse de quienes le votaban, sino que no nos parece bien que la seguridad de la alcaldesa sea a costa de la seguridad de miles de mujeres amenazadas”.

Los populares aclaran este matiz, pese a recordar que la alcaldesa socialista, Amparo Marco, era quien decía, antes de llegar a la Alcaldía, en septiembre de 2015: “No puedo llevar escolta ante los vecinos a quienes he pedido el voto”, son palabras textuales. Pues bien, Sales destaca que es un nuevo ejemplo de “donde dije ‘digo’, digo, ‘Diego””, evidenciando su falta de coherencia y engaño a todos los que la creyeron.

“Este gobierno municipal está haciendo todo lo contrario a lo que dijo, resultando un fraude para los castellonenses. La alcaldesa renegaba de coches oficiales y tiene, no uno, sino dos a sus servicio; aseguró que había cerrado el círculo de los desahucios y ahora anuncia desalojos inminentes en pisos sociales de la ciudad; dijo que no subiría las tasas al contribuyente y se constata la subida de la del agua y la del cementerio y, lo último que hemos conocido el día contra la Violencia de Género, Marco recorta agentes con funciones VioGen y agentes que patullan las calles, para garantizarse su propia seguridad”, subraya la portavoz popular.

Y todo se produce en un contexto donde las denuncias por violencia de género no disminuyen, sino todo lo contrario. Las estadísticas alertan de una denuncia cada cinco horas por violencia machista en la provincia de Castellón. Siendo 838 mujeres las que han denunciado malos tratos en los seis primeros meses de este año y 540 las llamadas al 016. La última víctima mortal de la provincia se sitúa en Tarragona, en abril de este mismo año y en la ciudad de Castellón todavía estremece el fatídico asesinato de dos niñas de 6 y 2 años de edad a manos de su propio padre, en septiembre del año pasado.

El concejal popular, Vicent Sales, insiste en la necesidad de aclarar esta situación, a la vez que pide que se adopten medidas “que frenen esta lacra social que es la violencia de género, que causa la muerte de inocentes y destruye la vida de familias enteras. Si las estadísticas constatan que este tipo de violencia está yendo a más, es porque algo no está haciendo bien o no acaba de funcionar y se tendrá que estudiar alternativas que surtan efecto”.

En este sentido, Sales lamenta que el gobierno de Amparo Marco, “que iba a ser el de las personas, tampoco esté priorizando este asunto que día tras día genera una nueva alarma social, con una nueva muerte que lamentar por violencia de género. Un asunto más entre tantos otros que prometió y no está abordando de manera prioritaria”. Para el edil popular “la solución debe pasar por destinar más recursos a la educación y a la formación para abordar el problema de raíz y erradicarlo desde su origen”, concluye.

Deja un comentario