Sales: “El PSOE de Sánchez, Puig y Marco cuesta muchos millones de euros a los vecinos de Castellón por culpa de la infrafinanciación autonómica”

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Vicent Sales, afea que, tras cinco años al frente de la Generalitat y el Ayuntamiento, y dos años en el Gobierno de España, cada castellonense sigue recibiendo del Estado 203 euros menos que la media del resto de españoles, y hasta 676 euros menos que los cántabros, según el último informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

“Nos ha quedado clara la nula capacidad de influencia y de reivindicación del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y de la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, para plantarse y exigir lo que es justo para sus vecinos. La docilidad es su manual de gestión, pensando una vez más en los intereses de partido y no en los de nuestra ciudad”, ha denunciado.

El PSOE de Pedro Sánchez, Ximo Puig y Amparo Marco sigue costando muchos millones de euros a los castellonenses por culpa de la infrafinanciación autonómica a la que han condenado a los vecinos de la capital de la Plana, una situación que es extensible al conjunto de la provincia y de la Comunitat Valenciana. Cinco años después de los gobiernos del cambio, la situación no solo no ha mejorado, sino que ha empeorado, por culpa de otras medidas, como el impago de los compromisos adquiridos, caso del Fondo de Cooperación Municipal o la confiscación de los superávits de los ayuntamientos”.

Así se ha pronunciado el concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Vicent Sales, tras conocer el contenido del último informe elaborado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), en el que se vuelve a situar a la Comunitat Valenciana como la peor financiada por parte del Estado, hasta 203 euros por debajo de la media española por ciudadano. “Es decir, los 171.000 vecinos de la capital de la Plana han dejado de percibir solo en el año 2018 un total de 34,71 millones de euros, una cifra que en los dos años que lleva Pedro Sánchez al frente del Ejecutivo nacional representa 70 millones de euros, o en los cinco años que gobiernan Ximo Puig y Amparo Marco 173,55 millones de euros, un dinero que legítimamente corresponde a los castellonenses y que no ha llegado”, ha defendido.

“Los socialistas usaron la inaplazable revisión del modelo de financiación autonómica como un mantra cuando estaban en la oposición, pero ha quedado claro que cuando gobierna en Madrid, no tiene el más mínimo interés en defender la igualdad entre todos los territorios y ciudadanos, de la misma manera que nos ha quedado clara la nula capacidad de influencia y de reivindicación del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y de la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, para plantarse y exigir lo que es justo para sus vecinos. La docilidad es su manual de gestión, pensando una vez más en los intereses de partido y no en los de nuestra ciudad”, ha denunciado.

El informe de Fedea concluye no solo que los castellonenses están infrafinanciados en 203 euros menos por ciudadano que la media española, sino que es hasta 676 euros menos que los cántabros. Y es que según dicho análisis, cada castellonense recibe de transferencias del Estado por el actual modelo de financiación una media de 2.524 euros, frente a los 2.727 euros de la media española, o los 3.200 euros que percibe cada cántabro y los 3.095 euros de cada riojano.

“Frente a este problema, lo que tenemos a un Pedro Sánchez de presidente del Gobierno que en dos años ha creado más de 330 altos cargos más para enchufar a sus amigos; un presidente Ximo Puig que ha elevado también sus altos cargos hasta los 114, frente a los 80 que había en la legislatura pasada, y la nómina de asesores asciende a 116; y una Amparo Marco que también ha ampliado su gabinete de gobierno hasta los 21 asesores y se ha subido el sueldo en un 52%, con un gasto extra en nóminas de casi 800.000 euros sobre el coste inicial”, critica Sales.

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Vicent Sales, ha subrayado que a las mentiras sobre el compromiso de revisión del modelo de financiación autonómico de los socialistas se suman otras “triquiñuelas” de la política del PSOE, “de manera que los castellonenses son triplemente perjudicados”.

En este sentido recuerda que la Federación Española de Municipios y Provincias aprobó, con los únicos votos del PSOE, entre ellos el de la propia Amparo Marco, que es vocal de la institución, confiscar los 15.000 millones de euros de remanente que acaudalan, “un dinero que ha salido del bolsillo de los contribuyentes y que son sus legítimos beneficiarios, puesto que han salido directamente de sus impuestos municipales. La alcaldesa de Castellón no puede traicionar así a los vecinos de la capital de la Plana y tolerar la mayor injerencia de la historia del municipalismo”, ha denunciado.

“El tercer agravio que sufren los castellonenses es la deuda que arrastra la propia Generalitat Valenciana de Ximo Puig con los vecinos, al no haber cumplido sus obligaciones y no transferir los fondos comprometidos, 3 millones de euros a 30 de junio, a través de líneas como el Fondo de Cooperación Municipal”, ha subrayado.

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón exige a los gobiernos del PSOE “menos vacaciones y más gestión, porque los castellonenses solo recibimos por parte de los socialistas recortes en inversiones de infraestructuras y servicios, y deudas. Atravesamos una situación muy complicada por el Covid, y a día de hoy, vemos que faltan por adoptar muchas medidas, imprescindibles para garantizar que los vecinos de la capital de la Plana pueden afrontar la crisis en igualdad de condiciones al resto de los españoles”, ha concluido.

Deja un comentario