Salud bucodental entre las deducciones de Mazón

Salud bucodental entre las deducciones de Mazón

Mazón revela beneficios fiscales para gastos de salud y deporte con reducciones impositivas en la adquisición de viviendas para jóvenes.

 

El President de la Generalitat, Carlos Mazón, ha anunciado que el proyecto de ley de acompañamiento de los Presupuestos para 2024 contempla importantes medidas fiscales en beneficio de la salud, el deporte y la adquisición de vivienda. Estas acciones buscan estimular el bienestar de la población y facilitar el acceso a la vivienda, especialmente para jóvenes, familias numerosas y víctimas de violencia de género.

Mazón hizo este anuncio en una conferencia de prensa conjunta con la Consellera de Hacienda, Economía y Administraciones Públicas, Ruth Merino. Según el President, las deducciones fiscales propuestas representarán una reducción de ingresos de 199 millones de euros para la Generalitat, pero confía en que contribuyan a «reactivar» el mercado de la vivienda.

En el ámbito de la salud y el deporte, se han propuesto seis deducciones fiscales por un total estimado de 180,2 millones de euros. Entre ellas, se destaca la deducción del 30% (hasta 150 euros) para gastos relacionados con la salud bucodental, lo que equivale a 80,3 millones de euros. También se aplicará una deducción del 30% (hasta 100 euros) para la adquisición de cristales graduados, lentes de contacto y soluciones de limpieza ocular (63,4 millones). Además, se contempla una deducción de hasta 150 euros por el 30% de los gastos generados por miembros de la unidad familiar que necesiten ayuda debido a patologías similares a problemas de salud mental (8,67 millones).

En el ámbito deportivo, se establecerá una deducción del 30% (hasta 150 euros) para gastos asociados a la práctica deportiva, que incluye federaciones, gimnasios o monitores privados para rehabilitación. Mazón justificó esta medida, que supone una disminución estimada de ingresos de 25,7 millones, como una forma de promover un estilo de vida saludable que, a largo plazo, ayudará a reducir los costos sanitarios.

El President también mencionó una deducción de hasta 100 euros para los gastos generados por miembros de la unidad familiar con enfermedades crónicas de alta complejidad, que se incrementará a 150 euros si la familia es numerosa o monoparental, lo que equivaldrá a casi 250,000 euros. Estas mismas deducciones se aplicarán a los gastos relacionados con miembros de la unidad familiar que tengan diagnóstico de daño cerebral adquirido o Alzheimer, lo que supondrá 1,9 millones de euros.

VIVIENDA

Además, Mazón anunció tres reducciones en las tasas aplicables a la compra de viviendas, beneficiando a jóvenes, familias numerosas, personas con discapacidad y mujeres víctimas de violencia de género, con un impacto presupuestario de 19 millones de euros. No se prevén más deducciones para alquileres.

Específicamente, la reducción del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) del 8% al 6% para la adquisición de viviendas habituales por parte de jóvenes menores de 35 años, con un valor de hasta 180,000 euros, se traducirá en un «ahorro» de 14.7 millones de euros para este grupo. Según estimaciones conservadoras de la Generalitat, esta reducción podría beneficiar a hasta 15,000 jóvenes, aunque se espera que esta cifra alcance los 20,000.

Relacionados  Nuevos protocolos para asegurar el agua en la provincia de Castellón

Por otro lado, se reducirá el ITP del 8% al 6% para la vivienda habitual de protección oficial de régimen general, con un valor de hasta 180,000 euros (lo que supone 2.45 millones de euros de reducción fiscal). También se aplicará una reducción del 4% al 3% en el ITP para la compra de viviendas habituales de protección oficial de régimen especial, así como para la adquisición de viviendas por familias numerosas, personas con discapacidad y mujeres víctimas de violencia de género, siempre que el valor no exceda los 180,000 euros (equivalente a 1.87 millones de euros en reducciones fiscales).

CONSENSUAR

Durante su discurso, Mazón destacó que las propuestas presentadas en el anteproyecto de ley de Medidas Fiscales están abiertas al debate, tanto en el parlamento como en la sociedad en general. Subrayó que se trata de un «anteproyecto como una propuesta abierta al diálogo» y que están dispuestos a considerar sugerencias que puedan «enriquecer el texto».

En este contexto, enfatizó que estas propuestas responden a la necesidad de aliviar la carga fiscal de las familias y las personas más vulnerables y de aplicar políticas que fomenten la actividad económica. Además, mencionó que estas medidas se suman a la bonificación del impuesto de sucesiones y donaciones, que se estima en 166 millones de euros para el próximo ejercicio fiscal.

Mazón consideró que esta es la reforma fiscal prioritaria que necesita la Comunidad Valenciana y reconoció que, aunque los presupuestos no son ilimitados, es imperativo atender las necesidades de la población. Asimismo, expresó su compromiso con una «fiscalidad activa» y afirmó que continuarán implementando medidas en este ámbito.

El Presidente también destacó que este es el primer paso en una reforma fiscal que se ampliará con el tiempo. Expresó su confianza en que al reducir impuestos se estimula la economía, ya que los ciudadanos tienen más recursos disponibles, lo que, a su vez, beneficia a la economía en general. Mazón subrayó su compromiso de crear un círculo virtuoso en el que la disminución de impuestos conduzca a un aumento en la recaudación y al bienestar económico de la población.