Sanidad forma especialistas en prevención de drogas

Sanidad forma especialistas en prevención de drogas

Los escolares valencianos de entre 14 y 18 años tienen el segundo inicio más temprano en el consumo de alcohol.

 

La Conselleria de Sanidad, a través de la Oficina Autonómica de Salud Mental y Adicciones, ha comenzado la capacitación de profesionales de diversas Unidades de Prevención de Conductas Adictivas conforme al Curriculum Europeo de Prevención.

Durante las próximas dos semanas, 30 especialistas de la Comunitat Valenciana recibirán esta formación avanzada enfocada en la prevención del consumo de drogas respaldada por evidencia científica.

Según el responsable de la Oficina Autonómica de Salud Mental y Adicciones, Bartolomé Pérez, esta iniciativa se inscribe en el marco del Plan Valenciano de Salud Mental y Adicciones y,

Permitirá que la Comunitat Valenciana vuelva a ser un referente nacional en la prevención del consumo de alcohol y otras drogas.

Pérez también destacó que este año se ha aumentado en un 36% el presupuesto destinado a la atención y prevención de adicciones, alcanzando más de 20 millones de euros, una cifra sin precedentes en la Comunitat Valenciana.

El Curriculum Europeo de Prevención es un programa de formación para especialistas en prevención reconocido por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, que garantiza que los profesionales adquieran conocimientos de alto nivel en prevención basada en la evidencia científica.

Este currículum es la adaptación europea del Curriculum Universal de Prevención, originalmente diseñado por ‘Applied Prevention Science International‘, una de las entidades líderes mundialmente en prevención de drogodependencias.

La formación se fundamenta en Normas Internacionales sobre Prevención del Uso de Drogas de la ONU y la OMS, así como en los Estándares Europeos de Calidad de la Prevención de Drogas del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías.

Actualmente, solo una minoría de los programas de prevención del consumo de drogas tienen evidencia de su efectividad, por lo que este curso especializado busca mejorar el acceso de los profesionales de las Unidades de Prevención a la formación más actualizada a nivel internacional, promoviendo la prevención basada en la evidencia, explicó Bartolomé Pérez.

Relacionados  Encuentran alijo de droga en el desalojo de un bloque en Burriana

La directora del Applied Prevention Science International Education Center y miembro del Consejo Asesor del Curriculum Europeo, María Paula Luna, participará en la impartición de este curso.

Según la última encuesta ESTUDES sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias realizada por el Plan Nacional sobre Drogas el año pasado, los escolares valencianos de entre 14 y 18 años tienen el segundo inicio más temprano en el consumo de alcohol (13,7 años), y un 48% reporta haberse embriagado al menos una vez. En cuanto al uso de otras drogas, solo Baleares y Cataluña superan el porcentaje de estudiantes que han probado cannabis alguna vez en su vida (29%).

Responsables de políticas municipales

La Oficina Autonómica de Salud Mental y Adicciones tiene la intención de ampliar esta capacitación a otros grupos, como los responsables municipales de políticas sobre adicciones.

Según explicó el responsable de la oficina,

Nuestro objetivo es mucho más ambicioso». Estos cursos se repetirán anualmente en diversas ediciones, y para el próximo año, planeamos iniciar un ‘training of trainers’ o formación de formadores que permitirá contar con instructores locales en la Comunitat Valenciana. De esta manera, la formación recomendada por organismos internacionales podrá llegar también a otros decisores, como los encargados de políticas municipales.

Detalló.

Con el fin de entender mejor las necesidades formativas de los profesionales en prevención de adicciones en la Comunitat Valenciana, la Oficina de Salud Mental y Adicciones ha iniciado un estudio que guiará los programas de formación en los próximos años.

La Conselleria de Sanidad priorizará las acciones destinadas a mejorar la efectividad de los programas preventivos, alineándose con las directrices de organismos internacionales y sociedades científicas.