Se blindan los núcleos residenciales de Castellón

Se blindan los núcleos residenciales de Castellón

Con esta medida, "se protegen los núcleos residenciales de Castellón para evitar la instalación de gasolineras en su entorno".

 

El Ayuntamiento de Castelló ha llevado a cabo una Junta de Gobierno Local de carácter extraordinario con un único punto en el orden del día: la aprobación del proyecto de suspensión de la tramitación y otorgamiento de licencias para la instalación de puntos o unidades de suministro de combustible en núcleos residenciales consolidados. Esta suspensión se aplicará durante un período de dos años, hasta que se realicen modificaciones en el Plan de Ordenación pormenorizado.

Con esta medida, se protegen los núcleos residenciales de la capital para evitar la instalación de gasolineras en su entorno. La alcaldesa, Begoña Carrasco, destacó que se cumple con el compromiso adquirido con los vecinos para evitar situaciones como la generada en el barrio de Rafalafena. Este paso sigue a la Declaración Institucional aprobada en octubre, propuesta por el gobierno y respaldada por todos los grupos, con el objetivo de evitar la instalación de gasolineras cerca de viviendas.

La alcaldesa expresó su esperanza de que todos los grupos vuelvan a respaldar lo aprobado en la Junta de Gobierno durante el próximo Pleno Municipal. Además, el Ayuntamiento recordó el malestar y la preocupación surgidos en el barrio de Rafalafena ante la solicitud de instalar una gasolinera en sus inmediaciones, a la cual el gobierno municipal «se opuso desde el principio».

La alcaldesa de la ciudad, Begoña Carrasco, ha destacado que tomaron esta medida de manera preventiva para anticiparse a posibles solicitudes de instalaciones de este tipo, las cuales «serán bienvenidas en nuestra ciudad para ubicarse allá donde no haya núcleos poblacionales cercanos«. Asimismo, añadió: «Y mientras, en paralelo, estudiaremos el cambio de la normativa«.

Relacionados  El Ayuntamiento ofrece tres pisos en alquiler con fines sociales en Tales (Castellón)

castellon gasolinera junta local

El 26 de octubre pasado, la Junta de Gobierno denegó la autorización para la gasolinera en Rafalafena, basándose en informes técnicos que indicaban que los proyectos no se ajustaban a los usos previstos por el planeamiento aplicable a esa parcela y por las afectaciones negativas al tránsito de la zona. Se encontró la fórmula legal para evitar la instalación de una gasolinera en una zona residencial del núcleo urbano consolidado como Rafalafena.

Además de los informes técnicos y jurídicos desfavorables por no ajustarse a los usos previstos en el planeamiento, la implantación de la estación de servicio se desaconsejaba debido a que provocaría un aumento del tráfico de vehículos y camiones de mercancías peligrosas.

Otro informe de la Sección de Movilidad Urbana corroboró esta situación al indicar la incidencia negativa en el tráfico de esa zona residencial densamente poblada y muy transitada, que cuenta con colegios e instalaciones deportivas, entre otros. Además, el área de Seguridad y Emergencias emitió un informe desfavorable a la instalación de la gasolinera.