Se buscan opciones para ‘El bar de Santa Quitèria de Almassora’ tras la renuncia de los últimos adjudicatarios

Se buscan opciones para ‘El bar de Santa Quitèria de Almassora’ tras la renuncia de los últimos adjudicatarios

Una opción sería convertirse en los vestuarios del embarcadero en el que se realizan clases de piragüismo.

 

El Consistorio de Almassora explora nuevos usos para el bar de Santa Quitèria una vez que los últimos adjudicatarios del establecimiento renunciasen al contrato de 4 años. Por otra parte, el Ayuntamiento ha estrenado el embarcadero en la zona, que ha tenido una buena acogida por parte del vecindario con las actividades de piragüismo de este verano. Así, el equipo de gobierno estudia la posibilidad de transformar el local vacío en, por ejemplo, vestuarios, almacén o un servicio de cafetería libres anualmente.

La ciudadanía de la localidad ha efectuado clases de piragüismo en el embarcadero en el periodo estival cada martes desde el cinco de julio hasta el seis de septiembre. Además de esto, usuarios privados igualmente han empleado la instalación desde su inauguración en el mes de marzo del año pasado como el Club de Piragüisme de Almassora. La construcción cuenta con los permisos pertinentes y el acceso conveniente para las personas apasionadas que dispongan de embarcaciones que no sean a motor y que estén adecuadamente matriculadas.

El equipo de gobierno ha comprobado el buen uso que las vecinas y vecinos de Almassora hacen del embarcadero.

Ha explicado el concejal de Deportes, Sergio Gómez. De esta forma, y considerando a la ciudadanía que vive en Santa Quitèria todo el año, el Consistorio, así como el Servicio Municipal de Mantenimiento y Logística (SMML), está presto a adecuar el bar del paraje y hallar un uso que sirva para ofrecer servicios convenientes a las necesidades actuales de la ciudadanía.

La meta de la idea va a ser impulsar el bar de Santa Quitèria tras la renuncia de los últimos adjudicatarios y, a su vez, promover las visitas al paraje de formar anual y no en datas específicas. La corporación asimismo procurará formas de conjuntar los deportes de aventura con las actividades de naturaleza. En este sentido, las áreas de Deportes y Territorio del Consistorio van a trabajar codo con codo para localizar la función conveniente para la instalación municipal que no está aprovechada en estos instantes.

Cabe rememorar que el consistorio prosigue con los trámites de la iniciativa que convertirá la antigua piscina de la ermita en una plaza mirador que recobrará y va a poner en valor el entorno del río Millars e impulsará el turismo en el paraje. El proyecto va a estar cofinanciado al cincuenta por ciento por los fondos FEDER de la UE.

Por el momento, la dinamización turística de la ermita de Santa Quitéria proseguirá con el nuevo uso que le vamos a dar al bar para atender la demanda vecinal.

Ha concluido la edila de Territorio, Carmina Martinavarro.