Se modifica el IBI de Castellón para facilitar bonificaciones e impulsar la economía sostenible

El Consistorio de Castelló incorporará nuevas modificaciones a la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para favorecer e impulsar el uso de energía sostenible, así como para facilitar y agilizar trámites para pedir diferentes bonificaciones fiscales.

 

Concretamente, el nuevo texto implica rebajar los requisitos para pedir bonificaciones por instalación de sistemas de energía fotovoltaica para autoconsumo, facilitar los trámites a las familias numerosas para la obtención de bonificaciones y, para finalizar, agilizar los trámites para pedir bonificaciones del IBI Rústico en parcelas que estén en explotación agrícola y para las de explotación ecológica. Las modificaciones del nuevo articulado de la ordenanza han sido aprobadas este jueves por la Junta de Gobierno Local.

La primera edila de Castelló, Amparo Marco, ha señalado,

Con estos cambios se avanza en el compromiso de establecer una fiscalidad justa, progresiva y verde.

Por su lado, la edila de Hacienda, Monica Barabás, ha concretado,

Las modificaciones que se incorporan están concebidas para dar más comodidades a las familias numerosas para acceder a bonificaciones fiscales, como a aquellas personas que contribuyan a la economía sostenible.

El edil de Transición Ecológica, Fernando Navarro, ha señalado que la revisión en la bonificación del IBI por la instalación de placas fotovoltaicas amplía las condiciones para pedirla para acrecentar la población adjudicataria, a fin de promover el autoconsumo energético, reducir la factura de la luz y el impacto ambiental y avanzar cara una transición energética justa y democrática».

El cambio amplía las condiciones de la ordenanza para optar a la bonificación e incluye los inmuebles que participan en el autoconsumo compartido en comunidades energéticas locales.

Ha explicado Navarro.

Así, para la bonificación del cincuenta por ciento para las edificaciones en las que se instalen sistemas de energía fotovoltaica para el autoconsumo, y con la intención de que su alcance englobe la mayoría de la población posible y se impulse su utilización, la potencia mínima para poder optar a la citada bonificación se rebaja de 3Kv por cada cien metros cuadrados de superficie construida a 2Kw, independientemente de la superficie del inmueble, o sea, con la supresión de este requisito. Asimismo se prescinde del límite del valor catastral del inmueble para el acceso a este beneficio fiscal y agrega los inmuebles con uso terciario.

Otra novedad a resaltar es la integración de aquellos inmuebles que formen parte de una comunidad energética local, una figura que deja consumos compartidos a quinientos metros a la redonda de una instalación fotovoltaica.

La bonificación se llevará a cabo de forma progresiva, no pudiendo superar, en el cincuenta por ciento, los trescientos cincuenta euros sobre el recibo del IBI. En inmuebles con un valor catastral de cero a ciento diez mil euros, se va a aplicar sin máximo de años hasta recobrarse la inversión de la instalación; en las edificaciones de ciento diez mil a ciento cincuenta mil euros, a lo largo de diez años; hasta doscientos cincuenta mil euros, en siete años; y en los que superen este último coste, en cinco años.

FAMILIAS NUMEROSAS

Otra de las modificaciones aprobadas en la Junta de Gobierno Local hace referencia al artículo 6 de la ordenanza y tiene como propósito el de facilitar, simplificar y agilizar la solicitud de bonificaciones fiscales por familia numerosa. En este sentido, la edila de Hacienda, Monica Barabás, ha explicado que con este cambio «las familias numerosas ya no deberán pedir de año en año la concesión del beneficio fiscal, sino van a poder presentar una sola instancia que va a tener valía hasta la data de fin de vigencia que figure en el título de familia numerosa».

Ya no deberán presentar la documentación de año en año, sino más bien solo cuando haya caducado o deban regresar a renovar el título de familia numerosa.

Conforme ha indicado Barabás que igualmente ha explicado que va a ser la Administración Tributaria Local la que de año en año proceda a la verificación del cumplimiento de los requisitos para proseguir gozando de la bonificación en la cuota de este impuesto.

Finalmente, la Junta de Gobierno Local ha aprobado una modificación para facilitar la tramitación de la bonificación del IBI rústico prevista en parcelas en producción. Las actividades de carácter agrícolas cuentan en este orden con una rebaja del cincuenta por ciento, un porcentaje que medra hasta el setenta por ciento en las que fomenten, además de esto, producción ecológica.

En el caso de las parcelas en explotación agrícola, van a poder optar presentando los recibos del consumo de agua de riego en meses estivales y no solamente el bloc de notas de explotación agraria, como hasta el momento. En cuando a las explotaciones ecológicas, va a bastar con la presentación del documento que acredite la petición del pertinente certificado efectuada al Comité de la Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana.