Secuestrado y torturado: hombre recupera la libertad después de 11 días de horror en Alicante

Secuestrado y torturado: hombre recupera la libertad después de 11 días de horror en Alicante

El secuestrado fue abordado por tres individuos encapuchados, quienes bajo amenaza de arma de fuego lo obligaron a subir a un vehículo.

 

La Guardia Civil, en el marco de la operación SITDOWN, ha logrado rescatar a un hombre de 27 años que estuvo secuestrado durante 11 días. Durante ese tiempo, fue víctima de brutales agresiones mientras era grabado, con el objetivo de coaccionar a su familia para que pagara el rescate exigido para su liberación.

Como resultado de estos hechos, se ha detenido a 5 personas, todos hombres, como presuntos responsables de un delito de secuestro extorsivo.

La denuncia sobre la desaparición de esta persona fue presentada por un familiar del secuestrado ante la Guardia Civil de Villajoyosa (Alicante) el 29 de mayo pasado.

Extorsión realizada desde Argelia

En la denuncia, se informó a los agentes que la persona había sido secuestrada dos días antes. Los secuestradores se comunicaron con otro familiar que reside en Argelia, país de origen de la víctima, exigiendo un rescate de 350.000 euros para su liberación.

Ante estas circunstancias, la Guardia Civil inició de inmediato una investigación, trabajando sin descanso hasta lograr la liberación de la víctima y la detención de los responsables.

Los investigadores rápidamente pudieron verificar que la tarde del 27 de mayo, la víctima salió de su lugar de trabajo con rumbo a la casa de una conocida en el municipio de Villajoyosa, pero no llegó a presentarse en ese lugar.

Después de la liberación de la persona secuestrada, se ha revelado que durante ese trayecto, el secuestrado fue abordado por tres individuos encapuchados, quienes bajo amenaza de arma de fuego lo obligaron a subir a un vehículo, donde fue violentamente agredido, incluso golpeado con un martillo, para luego abandonar el lugar rápidamente.

Traslado de Villajoyosa a Yecla

Inicialmente, el secuestrado fue llevado a un apartamento en el centro de Santa Pola, donde permaneció cautivo durante dos días, bajo constante vigilancia y atado con bridas.

Debido a las sospechas sólidas de estar siendo seguidos por la policía, sus captores lo trasladaron a una casa rural ubicada en una zona apartada del municipio de Yecla (Murcia). Allí, fue brutalmente agredido en varias ocasiones, incluso utilizando una pistola eléctrica, conocida comúnmente como «taser», mientras eran grabados para coaccionar a su familia a pagar el rescate exigido para su liberación.

Amenazaron con matarlo en caso de no cumplir con sus demandas, pero sus familiares se negaron a acceder a ellas.

Autores con amplia actividad delictiva

Relacionados  Detenidos por 51 robos en viviendas de la Marina Alta

El pasado 7 de junio, tras localizar el posible lugar de cautiverio, la Guardia Civil llevó a cabo un registro, liberando al secuestrado y deteniendo a las dos personas que lo custodiaban.

Posteriormente, de manera prácticamente simultánea, fueron detenidas otras dos personas directamente relacionadas con el secuestro en Cartagena (Murcia), y un quinto responsable fue arrestado el martes pasado en Villajoyosa (Alicante).

Estas cinco personas, todas de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 19 y 28 años, contaban con antecedentes por robos violentos, hurto y apropiación indebida, entre otros delitos. Después de comparecer ante los juzgados de Yecla, Cartagena y Villajoyosa, respectivamente, se ordenó su ingreso en prisión por su participación en el secuestro extorsivo.

En cuanto a la víctima, a pesar de las terribles condiciones en las que fue mantenido durante el secuestro y de la falta de alimentación, fue liberada consciente y caminando por su propio pie, aunque presentaba algunas lesiones.

Importancia de denunciar hechos similares con la mayor celeridad posible

Desde la Guardia Civil se hace hincapié en la importancia de denunciar este tipo de incidentes lo más pronto posible, ya sea acudiendo personalmente al cuartel de la Guardia Civil más cercano o llamando al teléfono 062. Si un familiar ha sido secuestrado, es fundamental mantener la calma, asegurarse de tener libres los teléfonos por los que es probable que los secuestradores se pongan en contacto y estar preparado para recibir su llamada. No es conveniente contradecirlos, pero tampoco se debe acceder de inmediato a sus demandas. Es importante transmitirles la imposibilidad de efectuar el pago de forma inmediata y comunicar a los agentes lo más pronto posible las instrucciones recibidas.

La Operación Sitdown fue llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Alicante, en colaboración con la Unidad Central Operativa (UCO). Para la fase de explotación, liberación del secuestrado y detención de los secuestradores, también se contó con la participación de la Unidad Especial de Intervención (UEI).