«Sin respuesta» tras una semana de Acampada Palestina en la UV

«Sin respuesta» tras una semana de Acampada Palestina en la UV

La acampada comenzó el pasado lunes en la Universitat de València en solidaridad con el pueblo palestino y en protesta contra las acciones de Israel.

 

El colectivo de estudiantes universitarios congregados en la Acampada Palestina UV ha optado por ocupar el interior de la Facultad de Filosofía de la Universitat de València, después de lo que consideran una «falta de respuesta» por parte de las autoridades académicas. Decididos a tomar medidas, han expresado su determinación de avanzar hacia sus objetivos.

A través de sus plataformas en redes sociales, denunciaron que «la decana de la facultad amenazó con llamar a la policía si no abandonaban el vestíbulo del edificio durante la noche del viernes». Los participantes de la acampada confirmaron su intención de permanecer en el lugar durante el fin de semana.

Con esta determinación, queremos dejar claro que no retrocederemos en nuestras demandas y que continuaremos con todas nuestras acciones hasta que estas sean atendidas.

Afirmaron.

La ocupación comenzó el pasado lunes como muestra de solidaridad con el pueblo palestino y en protesta contra las acciones de Israel. Según informaron fuentes universitarias, los estudiantes fueron inicialmente autorizados a acampar de forma «temporal» en el vestíbulo de la facultad debido a la previsión de lluvia esa noche, y se les permitió utilizar los baños del edificio.

Después de establecerse inicialmente en el jardín exterior del edificio, donde han permanecido durante toda la semana, los participantes de la acampada han decidido este viernes ocupar una parte de la facultad. Argumentan razones relacionadas con la higiene, la infraestructura, la seguridad y consideraciones políticas. Según fuentes del grupo, no cuentan con ninguna autorización de la universidad para llevar a cabo esta ocupación.

En este sentido, han exigido a la UV que «cumpla» con sus demandas, señalando,

Se ha emitido un comunicado del que no hemos tenido conocimiento. Llevamos seis días aquí y ni la rectora ni ningún representante de la universidad se ha acercado para mostrar interés. No hemos tenido ningún canal de comunicación con la UV.

Los estudiantes intentaron entregar su manifiesto a la rectora el mismo viernes, pero fueron informados de que no se encontraba en su despacho y, por lo tanto, no pudieron ser recibidos. Dejaron el documento para que fuera recibido por Mavi Mestre, la rectora, y ahora están a la espera de una respuesta por parte de la universidad.

Relacionados  Nostra Terra participará en la manifestación el 20 de mayo en Castellón “por un mundo rural vivo”

CARTA A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

En esta coyuntura, la Acampada Palestina UV ha extendido un llamado a estudiantes, profesores y miembros de la comunidad universitaria de todas las instituciones educativas en España para que se sumen al movimiento de acampadas universitarias en apoyo al pueblo palestino.

Os invitamos a todas a que, siguiendo el ejemplo de muchas universidades de alrededor del mundo, toméis los espacios universitarios para exigir a las instituciones el fin de la colaboración con el Estado genocida de Israel», han instado a través de una carta compartida en su perfil de ‘X’ (antigua Twitter).

El texto anima a «investigar, identificar y denunciar las diferentes formas de colaboración, relaciones y financiación del Estado español y de nuestras instituciones universitarias con el Estado de Israel».

Por todo ello, han exigido al Gobierno que «cese la compraventa de armas y de las relaciones con Israel; se sume a la iniciativa sudafricana en el Tribunal Internacional de Justicia de la ONU; recupere la jurisdicción universal; ponga fin a la persecución y criminalización de la solidaridad con Palestina y derogue la Ley Mordaza y la Ley de Extranjería, y reclame la liberación de todas las personas encarceladas por motivos étnicos y políticos por parte del Estado israelí».

A su vez, han reclamado a las universidades que manifiesten un compromiso «claro y firme por escrito» de «no firmar ningún acuerdo ni convenio con instituciones israelíes, ni ahora ni en un futuro, hasta que no acaben los crímenes de lesa humanidad contra el pueblo palestino y la violación sistemática y masiva de los derechos humanos», al tiempo que firmen nuevos acuerdos convenio, convenios y colaboraciones con universidades palestinas;

También han pedido «el fin de todas las colaboraciones y contrato con empresas e instituciones cómplices de los crímenes de lesa humanidad israelíes en Palestina» y que «corte relaciones con instituciones que reprimen los movimientos estudiantiles de solidaridad con el pueblo palestino.

Concluye.