Sistema sencillo para detectar alérgenos creado por una spin-off de la UJI

Sistema sencillo para detectar alérgenos creado por una spin-off de la UJI

El reto es crear sistemas que aseguren y fomenten la seguridad alimentaria y la economía de recursos.

 

La empresa Proyecto Kryptonita SL, creada hace 4 años con un contrato de investigación entre IMANCorp Foundation y el conjunto de investigación de Química Sostenible y Supramolecular de la Universitat Jaume I, ha desarrollado un sistema fácil y muy asequible para la detección de alérgenos en superficie en la industria alimenticia.

La solución concebida desde esta spin-off deja revisar de forma fácil la eficacia de los procesos de limpieza en el ámbito y asegurar la ausencia de alérgenos que puedan contaminar a los comestibles. El reto es crear sistemas que aseguren y fomenten la seguridad alimenticia y la economía de recursos.

Conforme con el catedrático Eduardo García-Verdugo, directivo del conjunto de investigación de la UJI,

El sistema es capaz de identificar de forma rápida si tras la limpieza quedan sulfitos, o asimismo alérgenos basados en proteínas, de manera que, si se advierten, sepamos que es preciso volver a limpiar.

En función de qué alérgeno se quiere detectar, existen dos líneas de producto –SulSensing para sulfitos y ProSensing para proteínas)-. El procedimiento, que ya está en fase de producción y comercialización, presenta claras ventajas con respecto a otros sistemas ya afianzados en el mercado, «pues en general requieren cierta capacitación por parte del personal de limpieza», ha concretado García-Verdugo.

PROYECTO KRYPTONITA

El sistema de Proyecto Kryptonita ‘proyectokryptonita.com‘ es «de manera fácil interpretable, puesto que se fundamenta en la aplicación de una disolución de color, y con una simple inspección visual del color de la toalla de análisis se interpreta de manera fácil si existe o no polución, lo que posibilita su uso por parte de personal no especializado». De este modo, se da a la compañía alimenticia la ocasión de amoldarlo a su práctica diaria, por el hecho de que, aparte de la sencillez de uso, el resto de sistemas afines en el mercado son tan sensibles como costosos y con un uso más complejo.

Relacionados  Aumenta la brecha salarial entre la clase media y baja

En nuestros días, Proyecto Kryptonita está en fase de negociación con distintas empresas de distribución y ha llegado a pactos que le han tolerado vender los primeros kits a nivel nacional.

Nuestro objetivo es, evidentemente, los fabricantes de productos de alimentación, y se han efectuado pruebas de nuestros productos en distintas líneas de producción de jamones, salchichas y hamburguesas, entre otros muchos.

Conforme ha agregado, García-Verdugo.

Un paso más adelante sería la introducción en el campo de la restauración, concretamente en comedores escolares y hospitales.

Paralelamente, la empresa cuenta con un pacto con la Universitat Jaume I de cara al desarrollo de otros productos, como etiquetas inteligentes que puedan advertir el deterioro de los comestibles debido a una mala manipulación o conservación en la cadena de suministro.