Somos tontos

Sí, somos tontos, o al menos de ello están convencidos aquellos que nos gobiernan. Hace falta muy poca vergüenza, o “mucho morro”, como claramente expresó el portavoz socialista en el Ayuntamiento recientemente en un Pleno, para presentar, en nombre del Acuerdo de Fadrell una iniciativa, en forma de Declaración Institucional, para instar al Gobierno a fijar medidas que permitan abaratar el recibo de la luz y el gas.

De inaudito, insólito, inusitado y absurdo podría calificarse tal desmán si atendemos al hecho cierto de que ha sido el gobierno social-comunista quien ha hecho posible el encarecimiento hasta límites insostenibles de la energía.

El sainete escrito por la izquierda en el ámbito energético no tiene parangón con cualquiera otra de las muchas tropelías cometidas por un “desgobierno” que lleva a España a la ruina.

Todo comenzó cuando el Gobierno socialista de la época se plegó a los intereses de la E.T.A. y suspendió la puesta en marcha de la central de Lemóniz (Vizcaya). Hemos cerrado, al parecer aquí lo que sobra es dinero, la central nuclear de Santa María de Garoña después de que Nuclenor, empresa propietaria, se gastara cientos de millones de euros en su modernización y seguridad, estamos desmantelando la José Cabrera y hay rumores de que Ascó, Vandellós y Cofrentes tienen los días contados.

Eso supone tener que comprar la electricidad producida en nucleares a Francia, segundo país del mundo, tras USA, en número de centrales nucleares (58).

Hemos cerrado las centrales térmicas, para supuestamente reducir las emisiones de CO2, y compramos electricidad a Marruecos producida por este sistema.

Apostamos por las energías limpias, especialmente la solar y la eólica, sin atender a su elevadísimo costo y a que a la larga será la ruina de muchas empresas y de muchas economías familiares.

¿Por qué todo ello? Para seguir el auténtico “evangelio” de la izquierda globalista marxista, la nefasta Agenda 2030.

Pero se pilla antes al mentiroso que al cojo. Es curioso que tras la larga campaña para “desnuclearizar” a los países más vulnerables de los llamados desarrollados, uno de los máximos defensores y redactores de la mencionada Agenda 2030, Bill Gates, anunciara recientemente la construcción de la mayor central nuclear de la historia y que será  ubicada en suelo estadounidense. Primero te hago energéticamente pobre y luego te obligo a comprar la energía que yo produzco, el comunismo puro y duro trasladado al mundo de las finanzas. ¿Conocen ustedes a algún dirigente comunista pobre?

Para terminar me gustaría apuntarles otra tomadura de pelo. El pasado viernes 4 de junio, asistimos a las fotos de socialistas y “peperos” junto al gremio de pescadores en la protesta realizada en el puerto de Castellón por las restricciones impuestas por la Unión Europea al sector pesquero español. Acuerdo que votaron favorablemente tanto PSOE como PP.

El que lapida, tira la piedra y esconde la mano.

¡¡VIVA ESPAÑA!!

Luis Andrés Cisneros

Deja un comentario