Toledo (PPCS) lamenta el «poco peso» de la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, frente al Consell

Para el portavoz adjunto del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, el poco peso institucional de la alcaldesa Amparo Marco lleva a Castellón a perder oportunidades. “Ni fue capaz de defender la continuidad del CICU en Castellón cuando había margen para impedir que se lo llevaran a Valencia, ni la tiene en cuenta su jefe de filas, Ximo Puig, con el futuro uso de Correos, que pasará a ser una sede más de la Conselleria de Innovación. El anuncio se hizo público en enero y Marco ni siquiera rechistó”, señala.

“Ximo Puig vuelve a dejar fuera a la alcaldesa Amparo Marco con el nuevo uso del edificio de Correos, no hay ni sinergia socialista entre administraciones, ni Mesa de Patrimonio que valga”, así se ha manifestado el portavoz adjunto del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, tras conocer que diez meses tarde, Marco ha dicho que no está de acuerdo con el nuevo uso que ya se ha anunciado para el emblemático edificio que sacará el servicio de correos del corazón de la ciudad para convertirse en una sede más de la Conselleria de Innovación. Los Populares han preguntado hoy al gobierno municipal, en Comisión Informativa, por este pronunciamiento de la alcaldesa que vuelve a llegar tarde y enfrenta a administraciones del mismo signo político.

Para Toledo “el poco peso institucional de la alcaldesa Amparo Marco lleva a Castellón a perder oportunidades. Siempre estamos en el furgón de cola, Marco ni fue capaz de defender la continuidad del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CIICU) en Castellón cuando había margen para impedirlo y todavía no se había hecho efectiva su centralización en Valencia publicándose en el BOP, ni ahora la tiene en cuenta su jefe de filas, Ximo Puig, con el nuevo uso del edificio de Correos que ha comprado. Marco propone ahora, diez meses tarde, un espacio cultural como uso alternativo”, señala.

En portavoz Popular adjunto recuerda que la decisión de Puig se tomó en enero y, “en aquel momento, Marco ni siquiera rechistó”. Y añade: ”Ahora despierta de su letargo para decir que no está de acuerdo, cando toda la maquinaria y el desalojo ya está en marcha. Desde el Partido Popular lo advertimos nada más supimos de este anuncio, a nuestro juicio equivocado, porque sacar el servicio de Correos del centro de la ciudad es perder el dinamismo tan necesario en el corazón de la ciudad para reactivar la economía”.