España: “Ya sabemos cómo va a cuadrar Marco el presupuesto, friendo a multas a los castellonenses”

“Anoche, 24 horas después de activar el sistema de vigilancia mediante cámaras de control de acceso de vehículos al centro y sancionar a los no autorizados, todavía estaban pintando la señalización en las calles por dónde está prohibido circular, es decir a toro pasado y sin informar a nadie, una muestra más del afán recaudatorio que conlleva esta medida”, explica.

“Si en 20 días las cámaras del centro  hubieran sancionado de verdad, el Ayuntamiento llevaría recaudados 9,6 millones de euros, lo que demuestra la falta de información previa de una medida, ahora mismo del todo inoportuna y de espaldas a los comerciantes”, añade.

 

La concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, María España, denuncia la falta de información y el afán recaudatorio de una medida puesta en marcha ayer mismo por el equipo de gobierno municipal, con Amparo Marco a la cabeza, que “va a acabar de rematar a los comercios y negocios de hostelería del centro de la ciudad, que tal mal lo están pasando en esta pandemia. Insistimos en que no es el momento y reiteramos nuestra solicitud de que se suspenda la medida”.

Así se ha referido con respecto a la activación, ayer mismo, del sistema de vigilancia mediante cámaras de control de acceso de vehículos al centro, en el cual se va a sancionar con multas de 200 euros a los vehículos no autorizados. “Anoche, 24 horas después de activar dicho sistema de control de acceso al centro, el Ayuntamiento de la señalización todavía estaba pintando en las calles la prohibición del paso a los vehículos no autorizados, es decir a toro pasado y sin informar a nadie, una muestra más del afán recaudatorio que conlleva la medida”, explica.

Y añade: “Ahora ya sabemos cómo va a cuadrar Amparo Marco el presupuesto municipal, friendo a multas a los castellonenses”. En este sentido aclara que si en 20 días las cámaras del centro  hubieran sancionado de verdad a los 48.000 infractores cazados, el Ayuntamiento llevaría recaudados 9,6 millones de euros, lo que demuestra la falta de una campaña de información previa de una medida, ahora mismo del todo inoportuna y de espaldas a los comerciantes, la hostelería, las pymes y autónomos en general”.

Para la edil Popular la medida es “inoportuna, porque primero: no es el momento cuando los comerciantes vienen quejándose desde hace mucho tiempo de las trabas que encuentran los vehículos para acceder al centro y habiendo caído sus ventas drásticamente precisamente ahora por la pandemia; en segundo lugar: no se ha contado con la opinión de los comerciantes ni hosteleros ni pymes y autónomos en general y en tercer lugar: han tenido tiempo más que suficiente para informar y el gobierno municipal no lo ha hecho, por lo que da a pensar en su afán recaudatorio”. “La prueba está en el descontento generalizado de la población, que se ha encontrado de la noche a la mañana con la limitación del acceso al centro y multas de 200 euros”, explica María España.

“El gobierno municipal lo ha hecho muy mal, no ha utilizado canales oficiales ni de ningún otro tipo para informar al menos a los residentes del distrito centro, por eso, anoche vecinos de la junta del distrito centro recurrían a nosotros pidiendo información, el descontento es tal que la gente no piensa en otro objetivo que no sea el meramente recaudatorio”, concluye María España.

Deja un comentario