Tragedia tras el desplome de un edificio en Palma de Mallorca

Tragedia tras el desplome de un edificio en Palma de Mallorca

El servicio de emergencias sanitarias ha movilizado más de una decena de ambulancias.

 

El desplome de un edificio en la Playa de Palma de Mallorca este jueves a última hora de la tarde ha provocado la muerte de al menos cuatro personas y ha dejado más de una veintena de heridos, según han confirmado fuentes de los Bomberos de la capital balear. Las causas del siniestro aún se desconocen.

El derrumbe ocurrió alrededor de las 20:30 horas y afectó principalmente a la primera planta del edificio ubicado en el número 36 de la calle Cartago, que colapsó sobre el restaurante Medusa Beach Club situado en la planta baja. No se sabe cuántas personas había en el local en ese momento, aunque ya había comenzado el turno de cenas y es un punto de alta afluencia de turistas.

Cuatro personas han perdido la vida y al menos 27 han resultado heridas, una de ellas de gravedad debido al colapso de un restaurante en la Playa de Palma. El establecimiento, situado en la planta baja, se ha desplomado hasta el sótano, donde los servicios de emergencia continúan buscando posibles víctimas.

En el lugar trabajan agentes de la Policía Nacional, bomberos de Palma, Policía Local y el servicio de emergencias sanitarias 061, que ha movilizado más de una decena de ambulancias. También se ha solicitado la colaboración de una empresa de grúas para construcción con el fin de poder levantar los escombros.

Numerosos turistas y ciudadanos se han congregado alrededor del establecimiento afectado, aunque las fuerzas de seguridad han cerrado la calle, en primera línea de playa, para facilitar el trabajo de los equipos de rescate. Los especialistas están evacuando a los heridos por la parte trasera del bar-restaurante, que da a la calle Trasimé, situada en la principal zona turística de Palma.

El alcalde de la capital balear, Jaime Martínez, se ha desplazado hasta el lugar para supervisar de cerca la intervención de los cuerpos de emergencia. Según testigos, en el local había numerosos clientes, muchos de ellos turistas extranjeros, ya que en la Playa de Palma ha comenzado la temporada alta turística.

Relacionados  Un ciclista sufre traumatismo craneal en la Marcha Ciclista Millares

Piden silencio para oír a los supervivientes bajo los escombros

Según informan los servicios de emergencia, el número de heridos podría ascender a 27, una de ellos de gravedad, aunque aún hay un número indeterminado de personas atrapadas dentro del club.

A las 23:00 horas de este jueves, los servicios de emergencia y los bomberos han iniciado las labores para buscar a personas con vida entre los escombros. Los bomberos de Palma, junto con la policía nacional y local, están utilizando un dron que sobrevuela la zona.

La policía local ha solicitado a los paseantes y curiosos que se encuentran en la playa que mantengan un silencio absoluto para que los equipos de rescate puedan escuchar las posibles voces de supervivientes.

Agentes de la Policía Local de Palma, involucrados en las tareas de rescate, han expresado su temor ante la posibilidad de que el número de víctimas mortales aumente. Poco antes de las 22:00 horas, lograron rescatar a un joven con un brazo fracturado que había quedado atrapado en un hueco tras el derrumbe. Esta noticia fue recibida con alegría por numerosos familiares de los afectados que se habían desplazado hasta el lugar.

Tras el perímetro delimitado por la policía en la zona de ocio, se congregan decenas de turistas que paseaban por el área donde se encontraba el Medusa Beach Club, situado en la calle Cartago, en el corazón de la zona turística de Playa de Palma, conocida por recibir principalmente a turistas de origen alemán.