Tres nuevos distritos de Castellón inician la renovación de su alumbrado por tecnología LED

El Grao, el centro urbano y la zona Oeste instalan los primeros puntos de luz en el marco del proyecto de eficiencia energética de 10,5 millones de euros cofinanciado por Europa

Marco afirma que con esta actuación “Castellón entrará a formar parte de las ciudades europeas con una de las tecnologías lumínicas más avanzadas”

El proyecto para renovar el 90% del alumbrado público de Castellón bajo criterios de eficiencia energética y sostenibilidad ambiental avanza en tres nuevos distritos de la ciudad. En los últimos días las nuevas luminarias con tecnología LED han empezado a instalarse en varias calles de la zona Oeste (en el barrio del Raval Universitari), el Grau y el centro urbano, concretamente en el entorno del IES Ribalta. Estas tres nuevas actuaciones se suman a los trabajos iniciados hace un mes en la zona Este, donde el renovado alumbrado integrado por más de 4.000 puntos luce ya en las inmediaciones del Recinto de Ferias y Mercados, la plaza Bucarest, calle Vilajoiosa y avenida Blasco Ibáñez y adyacentes, señalan desde la empresa Imesapi, adjudicataria de este lote del proyecto. La previsión es que en el mes de mayo arranque la instalación en los últimos dos de los seis distritos urbanos que abarca la operación: el Norte y el Sur.
Con un presupuesto de 10,5 millones de euros cofinanciado al 50% por el Ayuntamiento y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), este macro proyecto de eficiencia energética que gestiona el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) alcanzará a casi 24.000 puntos de luz de toda la ciudad, reducirá el consumo energético en 14.300.000 kWh y supondrá un ahorro de 1,9 millones de euros en la factura anual.

“Con esta transformación del alumbrado público, Castellón entrará a formar parte de las ciudades europeas con una de las tecnologías lumínicas más avanzadas y consolidará su perfil de ciudad moderna, sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Va a ser un referente para otras ciudades vecinas”, ha destacado la alcaldesa, Amparo Marco.

Desde hace una semana y con el barrio del Raval Universitario como epicentro se están instalando las primeras de las 6.976 luminarias previstas en el distrito Oeste, que asume la empresa Elecnor. La zona del Paseo Universidad y Paseo Morella, a la que se trasladarán los operarios en los próximos días, es “una de las más complejas debido a la proximidad de la catenaria del Tram y la posibilidad de tener que desconectarla a la hora de trabajar”, sostienen desde la firma.

Por su parte, el Grao sumará a través de este proyecto 2.584 luminarias eficientes y sostenibles, que esta misma semana han empezado a instalarse en la zona norte del distrito marítimo de la mano de Ferrovial. La calle de la Granota ha sido el punto de partida. Los trabajos seguirán en los próximos días en otros 16 viales. En el caso de esta primera zona del Grau “no se prevén grandes afecciones al tráfico, ya que la actuación se realiza en temporada baja y en la mayoría de las calles se pueden realizar desvíos tanto del tráfico rodado como del peatonal”, indican desde Ferrovial. Sí se prevén afecciones las próximas semanas, con prohibición de estacionamiento, en la avenida Sant Pere y calle Juan Sebastián el Cano. La actuación que se va a acometer en la zona del Grao supone un ahorro energético del 70% con respecto a la potencia actual instalada.

Por último, en las inmediaciones del instituto Ribalta de la capital se ha iniciado la renovación el alumbrado urbano en la zona centro de Castellón, que a lo largo de abril alcanzará también a los viales del entorno de la Jefatura de Tráfico y Hacienda y, la última semana del mes, al parque Ribalta. El objetivo de la empresa Telecso-Aceinsa para minimizar el impacto en la movilidad en las calles del centro neurálgico (Mayor, Caballeros), ya en el mes de mayo, es utilizar para el montaje una plataforma articulada desde el lateral de la vía para evitar los cortes de tráfico o reducirlos al mínimo “dentro de lo posible”. La “mayor complejidad” se dará en la calle Colón, por la afluencia de viandantes y el paso del TRAM, y en la avenida Rey Don Jaime, donde a la catenaria del tranvía se une el abundante arbolado. El mayor impacto de la actuación en el caso de la zona centro, afirman desde la adjudicataria, se verá en la plaza Mayor y calle Enmedio, al tratarse de una zona comercial muy transitada.

Deja un comentario