Un equipo de la ITC-AICE y la UJI trabajan en la creación de superficies cerámicas biocidas

Un equipo de la ITC-AICE y la UJI trabajan en la creación de superficies cerámicas biocidas

El proyecto 'Bioceram' se centra en poder ofrecer a las compañías cerámicas el conocimiento preciso a fin de que puedan conseguir productos cerámicos de uso rutinario con propiedades biocidas.

 

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE) y la Universitat Jaume I de Castellón (UJI) trabajan por segundo año sucesivo en el proyecto Bioceram que cuenta con la financiación de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital mediante una Línea Nominativa de la GVA y cuyo objetivo es el desarrollo de superficies cerámicas con poder biocida.

Así, la UJI participa en este proyecto mediante su Unidad Pre-departamental de Medicina de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Departamento de Ciencias Agrarias y del Medio Natural de la Escuela Superior de Tecnología y Ciencias Experimentales (ESTCE).

Bioceram se centra en poder ofrecer a las compañías cerámicas el conocimiento preciso a fin de que puedan conseguir productos cerámicos de uso rutinario con propiedades biocidas, con los que poder dar contestación a pandemias como la Covid-19 o a futuras amenazas biológicas, han indicado el instituto y la universidad en un comunicado.

En dos mil veintiuno, la tarea de la investigación se ha centrado en el estudio y análisis de la plata como material que pudiese reunir las condiciones precisas para activar la capacidad y acción biocida en superficies cerámicas de losas, tejas y cerámica de mesa y sanitaria.

Desde el equipo de investigación, han señalado,

El estudio ha presentado «alguna complejidad»,

Los resultados conseguidos han puesto de manifiesto que el primordial obstáculo en el desarrollo de estos materiales viene dado por las altas temperaturas empleadas en el proceso de fabricación cerámica, que pueden llegar a los mil cuatrocientos grados, lo que hace que el biocida se integre en el esmalte cerámico, complicando su activación y reduciendo su eficiencia.

Por eso, este año, Bioceram pretende abordar el uso de otros biocidas alternativos a la plata, aparte del desarrollo de materiales vítreos con propiedades desinfectantes para su uso en puntos de acumulación de agua como sifones o grifería, a fin de incorporarlos en ambientes en especial sensibles a la propagación de infecciones como Hospitales, centros sanitarios, centros de personas mayores o colegios e institutos, entre otros muchos.

Relacionados  La industria de Castellón reclama ayudas en Madrid