Un sacerdote es detenido por agredir sexualmente a varias mujeres

Un sacerdote es detenido por agredir sexualmente a varias mujeres

En los vídeos encontrados, varias mujeres aparecían semidesnudas, en estado de sueño o bajo los efectos de alguna sustancia sedante.

 

Un sacerdote de 34 años ha sido arrestado por la Policía Nacional en el municipio de Vélez-Málaga bajo la acusación de agredir sexualmente a al menos cuatro mujeres a las que sedaba y grababa. Actualmente, se encuentra en prisión provisional enfrentando cargos por cuatro agresiones sexuales y cinco delitos contra la intimidad.

El sacerdote, que fue ordenado en 2017, anteriormente desempeñó sus funciones como párroco en una iglesia de Melilla. A principios de 2023, fue trasladado a la Diócesis de Málaga, según informaron fuentes de la investigación. La investigación se inició en agosto cuando una mujer, que afirmaba ser pareja del detenido, presentó una denuncia ante la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de Melilla. En la denuncia, alegó haber descubierto en la vivienda que compartían un disco duro con fotografías y vídeos comprometedores. La Policía Nacional ha detallado estos hechos en un comunicado.

En los vídeos encontrados, varias mujeres aparecían semidesnudas, en estado de sueño o bajo los efectos de alguna sustancia sedante. En estos vídeos, el sacerdote llevaba a cabo una serie de prácticas sexuales. Los investigadores de la UFAM, gracias al análisis del material del disco duro, lograron identificar a cinco víctimas.

Todas las mujeres afirmaron no tener conocimiento de la existencia de las grabaciones y aseguraron que no eran conscientes de haber sido víctimas de ningún delito sexual.

Presuntamente, el sacerdote suministró a las víctimas algún tipo de sustancia que las dejaba inconscientes para llevar a cabo las agresiones sexuales.

Los investigadores descubrieron que estas agresiones sexuales habían tenido lugar de forma continuada a lo largo de varios años y en diversas localidades, generalmente durante viajes con grupos de amigos en los que el detenido también estaba presente. Se presume que el arrestado suministraba a las víctimas algún tipo de sustancia que las dejaba inconscientes para cometer las agresiones sexuales.

Relacionados  Ya son tres las denuncias contra los 8 menores de la manada Crevillent

Con base en la información recopilada, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en torno a la vivienda del sospechoso, lo que culminó en su detención. Posteriormente, se llevó a cabo un registro en su domicilio donde se incautó diverso material tecnológico que está pendiente de análisis. Tras ser presentado ante la autoridad judicial, se decretó su ingreso en prisión preventiva.

La investigación sigue en curso ya que los investigadores consideran que podría haber nuevas víctimas en Melilla, Málaga o Córdoba, lugares en los que el detenido ha residido.