Una gran bola de luz cruza el cielo de España y Portugal

Una gran bola de luz cruza el cielo de España y Portugal

VÍDEO- El Observatorio informó que esta "bola de fuego realmente grande" cruzó los cielos de ambos países alrededor de las 00:46 horas.

 

Esta pasada madrugada, una parte del cielo de España se ha iluminado de azul verdoso. Un meteorito ha atravesado el país y también Portugal. La bola de luz ha sido visible en Andalucía, Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid, Extremadura y Galicia, así como en el norte de Portugal y en Lisboa. Muchas personas han capturado el momento, inundando las redes sociales con fotos de este fenómeno.

Un portavoz de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid informó que se han recibido varias llamadas preguntando por un objeto que cruzó el cielo, provocando un gran destello verde. Protección Civil de Portugal, según el periódico luso ‘Público’, indicó que el objeto avistado podría haber caído como meteorito en la zona de Castro Daire, en la región central de Portugal.

El Observatorio de Calar Alto, en Gérgal (Almería), fue una de las instalaciones científicas que registró el paso de una «enorme bola de fuego».informó en una nota que esta «bola de fuego realmente grande» cruzó los cielos de ambos países alrededor de las 00:46 horas. Este objeto fue registrado con los detectores del Proyecto Smart, operados en los observatorios de Calar Alto (Almería), La Hita (Toledo), Huelva, Sierra Nevada y La Sagra (Granada), Sevilla y Marçà (Tarragona). Dos de las cámaras externas del Observatorio de Calar Alto en Almería también pudieron seguir este «espectacular evento».

El análisis preliminar realizado por el Profesor José María Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) e investigador principal del proyecto Smart, detalla que este objeto tuvo un origen cometario y entró en la atmósfera a una velocidad de 161.000 kilómetros por hora. La altitud inicial de la parte luminosa del evento fue de 122 kilómetros y finalizó a una altitud de 54 kilómetros.

Parece ser que su recorrido comenzó en la ciudad extremeña de Badajoz, atravesó territorio portugués y se desvaneció a 54 km de altura sobre el océano Atlántico. Sin embargo, no dejó rastro alguno, ni en tierra ni en el mar.

El cuerpo celeste convirtió la noche en día en un instante. A lo largo de su trayectoria, la bola de fuego mostró múltiples explosiones que aumentaron repentinamente su brillo, debido a varias rupturas abruptas en la roca.

Comentó a través de su cuenta de ‘X’ (antes Twitter). La luz fue tan brillante que hizo que la noche pareciera día. Además, fue visible hasta a 800 kilómetros de distancia e incluso se filtró en los hogares con una fuerza comparable a la de un amanecer, según relataron algunos testigos.

Relacionados  Una bola de fuego cruza Andalucía a 65.000 km/h