Una vecina de Castellón reclama 1.300 euros a la aerolínea Cathay Pacific como indemnización por doble cancelación y retrasos en un vuelo Tokio-Barcelona

“Ancianos, niños pequeños, durmiendo en el aeropuerto. Cathay Pacific nos dejó totalmente abandonados”

Un viaje para olvidar. Así fue el vuelo que realizó  una española vecina de Castellón, junto con otros 40 pasajeros, el pasado mes de abril y por el que la aerolínea Cathay Pacific se enfrenta a una indemnización de 1.300 euros por persona, a través de la plataforma Reclamación de Vuelos.

El vuelo en cuestión debía haberse realizado por la compañía aérea para viajar entre los días 28 y 29 de abril de 2019, desde el aeropuerto de Tokio hasta el aeropuerto de Barcelona, con escala en Hong Kong.

Sin embargo, la aerolínea informaba, el mismo día 28 de abril, que el vuelo CX 505 Tokio-Hong Kong con salida prevista a las 18:30 horas, se cancelaba, reprogramando su salida para las 22:30 horas del día 28 de abril. El vuelo CX 505 Tokio-Hong Kong también se canceló, reprogramándose su salida para el día 29 de abril, a las 13:42 horas, llegando finalmente a Hong Kong a las 17:18 horas, con 18 horas y 53 minutos de retraso respecto de la reserva de vuelo original al aeropuerto de escala.

A consecuencia de la doble cancelación del vuelo CX 505 Tokio-Hong Kong, que finalmente despegó el día 29 a las 13:42 llegando a su destino a las 17:18 horas, la demandante perdió el vuelo de conexión, CX 321 Hong Kong-Barcelona original, cuya hora de salida eran las 00:20 horas del 29 de abril.

Nuevamente, la castellonense tuvo que ser reubicada en otro vuelo, en concreto en el CX 321 Hong Kong-Barcelona con salida prevista el día 29 de abril a las 00:20 horas del 29 de abril y llegada prevista a las 07:35 horas del mismo día y así enfrentarse a pasar la noche en el aeropuerto de Tokio junto con decenas de pasajeros.

 

“La noche que pasamos en el aeropuerto fue un absoluto despropósito. Había personas tiradas en el suelo mayores de 85 años, otros sin su medicación, personas con niños pequeños… Tuvimos que dormir encima de colchonetas, aseándonos en los baños del aeropuerto, fue una desorganización total. Pero sobre todo nos sentimos abandonados, nadie nos informó de por qué no podíamos volar y que iba a pasar con nosotros los días siguientes”, relata la demandante.

 

La pasajera  llegó a su destino, Barcelona, finalmente con 48 horas de retraso sobre el itinerario originalmente contratado, el día 1 de mayo a las 07:35 horas, en vez de hacerlo a dicha hora el 29 de abril.

 

Unos graves perjuicios económicos y morales que le han llevado a Reclamar a Cathay Pacific judicialmente a través de www.reclamaciondevuelos.com.

El total de la reclamación asciende a 1300 euros por persona

La plataforma, reclama según el Convenio de Montreal una indemnización de 1.300 euros como compensación económica por aplicación a la lógica del Reglamento Europeo 261 que debería conceder 600 € por cada cancelación a la que se suma la cantidad de 100 euros, en concepto de daños morales por el desamparo y la falta de información que la demandante sufrió, y por llegar finalmente a destino con 48 horas de retraso respecto de lo inicialmente contratado.

 

“El perjuicio sufrido por nuestro cliente tiene que verse recompensando, al menos económicamente. Los daños morales y psíquicos que esta situación le provocó no podemos resarcirlos pero sí reclamar al menos una indemnización por la vulneración que ha sufrido”, explica Javier López, Director de Comunicación.

La reclamación ya ha sido tramitada por www.reclamaciondevuelos.com que estima obtendrá una resolución positiva como el 98% de los casos que gestiona.

Acerca de Reclamación de Vuelos Reclamación de Vuelos es una plataforma especializada en reclamar por pasajeros afectados por retrasos, cancelaciones, overbooking y equipaje. Fundada en 2013 en Bilbao, en la actualidad, tiene presencia internacional. La plataforma, que cuenta con 98% de casos de éxito, trabaja bajo el principio “no win no fee” por lo que si no ganan no hay coste. De esta manera hacen que reclamar sea fácil, cómodo y efectivo.

Deja un comentario