Unanimidad para soterrar la vía del tren de Vila-real

Unanimidad para soterrar la vía del tren de Vila-real

El Pleno asimismo ha dado luz verde a la aprobación inicial de la ordenanza para la concesión de subvenciones a las entidades no lucrativas de la urbe que trabajan en la promoción, consolidación y mantenimiento de las tradiciones locales. También se ha tratado la modificación de crédito del canon de agua potable.

 

El Pleno del Municipio de Vila-real ha aprobado con el voto favorable de todos y cada uno de los conjuntos municipales la propuesta de Alcaldía para emprender el soterramiento de la vía del tren a su paso por la urbe. La solicitud se elevará al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad con el fin de aprovechar el  “momento histórico” por la posibilidad de optar a los fondos de la UE, a través de los Proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, para hacer realidad el proyecto.

En verdad, el primer edil de la urbe, José Benlloch -quien ha agradecido el apoyo de todos y cada uno de los conjuntos municipales- ha subrayado la emergencia de proponer ahora la petición por el hecho de que “Europa no espera” y “es instante de que Vila-real lidere y dé un paso adelante a fin de que esta obra se incluya en las inversiones en infraestructuras ferroviarias de los próximos años”.

En este sentido, el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, asimismo ha advertido que la aptitud de este ambicioso proyecto “se podría enmarcar en las inversiones del Corredor Mediterráneo, en el marco de los planes que se financian con fondos europeos” .

Por lo que cuanto antes empecemos un trabajo de reivindicación social, ya antes vamos a poder lograr el éxito y estoy convencido de que en unos años va a ser una realidad.

Ha agregado, Obiol. Como razonamientos centrales para reivindicar el soterramiento de la barrera que supone el trazado del tren durante dos con cinco kilómetros, el concejal de Territorio ha señalado que la vía resta ocasiones de crecimiento y de desarrollo sustentable y ordenado para hacer realidad el proyecto de la nueva Vila-real del siglo veintiuno, aparte de causar arduos problemas de inundabilidad y un evidente peligro ambiental.

Además, la propuesta alerta de que la urbe de Vila-real tiene “el mismo derecho” que otras urbes de la provincia y la Comunidad de contar con un trazado ferroviario enterrado.

Relacionados  Campaña de vigilancia de la DGT en carreteras con obras

Por último, Obiol ha subrayado que “el soterramiento de las vías va a ser bueno para Vila-real y asimismo para el futuro puerto seco del campo cerámico que está previsto edificar en el sur de la ciudad”, aparte de que supondría “una ocasión de quitar la presente pasarela elevada que comunica las vías en la estación y que no es una infraestructura digna para la ciudad”, en palabras del alcalde.

Somos la segunda urbe de la provincia, con cuatrocientas industrias, mil comercios, y la 15ª urbe de la Comunidad Valenciana, con lo que esto supone de aportación a la renta de la Comunidad y de España.

Insiste, Benlloch, quien apela al “momento histórico” para demandar este proyecto. Por otra parte, el Pleno asimismo ha dado luz verde a la aprobación inicial de la ordenanza para la concesión de subvenciones a las entidades no lucrativas de la urbe que trabajan en la promoción, consolidación y mantenimiento de las tradiciones locales. La edila de Tradiciones, Noelia Samblás, ha detallado que la ordenanza pretende regular la asignación de subvenciones económicas a estas entidades mediante un sistema de concurrencia competitiva. La partida prevista para estas ayudas es de diez mil euros.

Otro de los temas abordados en la sesión ordinaria del Pleno ha sido la modificación de crédito para destinar uno con tres millones de euros del canon de agua potable al proyecto de instalación de filtros de carbono activo granular en los pozos de la Bassa del Poble y Pou d’Amorós, que aportan el setenta por ciento del caudal de la red de agua potable,

Para asegurar la perfecta calidad del suministro y prevenir posibles inconvenientes por la presencia de plaguicidas.

Como ha explicado el concejal de Servicios Públicos, Xus Madrigal.