València prohibirá el acceso a vehículos de gasolina y diésel

València prohibirá el acceso a vehículos de gasolina y diésel

Se instalarán hasta 278 cámaras de acceso en 68 puntos de control que verificarán los permisos de acceso mediante la lectura automática de matrículas.

 

El Ayuntamiento de València prohibirá la entrada de vehículos contaminantes en la ciudad a partir de 2028.  Según el borrador de la ordenanza de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) aprobado recientemente, no podrán circular los coches de gasolina con más de 27 años ni los de diésel con más de 22 años.

El texto necesita ser ratificado por el Pleno del Ayuntamiento en su versión definitiva. Hasta entonces, los servicios municipales deberán emitir los informes técnicos necesarios sobre el contenido de la norma, conforme a sus competencias.

La ordenanza define dos zonas: ‘València ZBE’, que cubre una superficie de 27,8 km², casi toda la ciudad, delimitada por la Ronda Nord, Tarongers, Serradora y Bulevard Sud; y ‘Ciutat Vella ZBEES’, que abarca una extensión de 0,3 km² dentro del distrito de Ciutat Vella, declarada Zona de Bajas Emisiones de Especial Sensibilidad.

A partir del 1 de enero de 2028, se prohibirá el acceso de los vehículos con la etiqueta A (sin etiqueta), según el catálogo de distintivos medioambientales de la DGT.

Quedarán exentos de cualquier tipo de restricción, previa justificación, los vehículos asociados a actividades económicas para proteger los intereses económicos y sociales; los titulares de una tarjeta de estacionamiento para Personas con Movilidad Reducida (PMR); los vehículos de familias numerosas; los de familias con menores de tres años; aquellos donde viajen embarazadas y los vehículos de personas con movilidad reducida temporal.

Los vehículos de emergencias, servicios esenciales y aquellos considerados históricos tendrán libre acceso a las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Las restricciones de acceso estipuladas en la ordenanza se aplicarán de manera supletoria a las del anterior APR, ahora denominado ‘Ciutat Vella ZBEES’.

Relacionados  Investigada Junta de Gobierno de una Comunidad de Regantes por delitos ambientales

La implementación de las restricciones establecidas por las ZBE se realizará de forma progresiva, con el objetivo de asegurar su conocimiento y facilitar a los afectados la transición gradual hacia vehículos más sostenibles o a un cambio en el modo de transporte.

En 2025 se iniciará una fase informativa, en la cual se dará un preaviso a los vehículos afectados por las restricciones. En 2026 comenzará la fase sancionadora, que afectará a los vehículos más contaminantes registrados fuera de la provincia. En 2027 no podrán acceder los vehículos registrados en la provincia que no posean el distintivo medioambiental necesario, con excepción de aquellos pertenecientes a la propia ciudad.

En casos muy específicos, se permitirán hasta 48 accesos anuales por vehículo más contaminante a las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

Para implementar las ZBE, se instalarán progresivamente hasta 278 cámaras de acceso en 68 puntos de control. Estas cámaras verificarán los permisos de acceso mediante la lectura automática de matrículas y se colocará cartelería informativa a lo largo del perímetro.

La adopción de estas medidas mejorará la calidad del aire y reducirá los contaminantes, y estará acompañada de iniciativas para fomentar el uso de formas de transporte más sostenibles, mejorar la accesibilidad, impulsar la electromovilidad, promover prácticas sostenibles en la distribución urbana de mercancías y reforzar la seguridad vial.

Como novedad, el concejal Jesús Carbonell ha anunciado que en 2028 el Ayuntamiento aprobará un nuevo título de la EMT, de carácter gratuito, para los afectados por las prohibiciones. Este título tendrá carácter transitorio hasta la compra de un nuevo vehículo o durante un plazo de dos a tres años.

Fotografía portada: X @policialocalvlc