Vall d’Uixó restaurará la Torre de Benissahat

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó presenta el proyecto de restauración de la Torre de Benissahat

El edificio albergará un espacio socio-cultural de interpretación de la historia de la ciudad y tendrá una zona vinculada al museo arqueológico

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó presentó ayer el proyecto de restauración de la Torre de Benissahat para adecuarlo como centro de interpretación. En un acto público celebrado en la plaza de l’Assumpció, al que asistieron 120 personas siguiendo el protocolo de prevención de la Covid-19, se dio a conocer la propuesta de intervención para poner en valor esta construcción catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC).

La alcaldesa, Tania Baños, agradeció a los propietarios “su predisposición para llegar a un acuerdo de compra para que la torre pase a ser del pueblo”. Una vez ya se ha firmado el compromiso de adquisición, el Ayuntamiento opta a una subvención de 500.000 euros del Pla Conviure de la Generalitat Valenciana para proceder a su rehabilitación.

El objetivo de esta actuación es restaurar y poner en valor la Torre de Benissahat con el fin de mejorar el estado de conservación actual del edificio y su habilitación para albergar un espacio socio-cultural de interpretación de la historia de la Vall d’Uixó. Para ello se mejorarán las condiciones de estabilidad y de conservación de los elementos constructivos y compositivos que forman el monumento para asegurar su preservación.

También se garantizará la accesibilidad (accesos y baños adaptados e instalación de ascensor) y se mejorará la visibilización de la torre desde la plaza. La alcaldesa transmitió “la necesidad de su recuperación, especialmente en relación al resto del legado arquitectónico de la población para la reactivación social, cultural y económica de la zona”, ya que se convertirá en un recurso turístico más de la ciudad.

Baños destacó que “durante muchos años se ha perdido patrimonio que era de los valleros y valleras”, por lo que con la recuperación de esta torre “cumplimos con el compromiso de cuidar nuestros bienes patrimoniales y de acercarlos a las personas, porque su conocimiento es la mejor forma de asegurar su conservación”.

La Torre de Benissahat es uno de los pocos vestigios arquitectónicos que han llegado a nuestros días de la antigua alquería de Benissahat. Esta alquería formaba parte de la red de seis alquerías musulmanas situadas a lo largo de la acequia y que configuran el origen del núcleo urbano de la Vall d’Uixó. Con su adquisición y restauración se sigue dando forma al relato turístico del Camí de l’Aigua, que parte de les Coves de Sant Josep.

El plan de usos para su futuro es precisamente el de punto de información turística en el casco urbano, espacio socio-cultural y de interpretación de la historia local y una zona vinculada al museo arqueológico. Así, habrá diversas salas con información interpretativa del Camí de l’Aigua, los vestigios de estructuras defensivas y militares (Castell d’Uixó, torres, alquerías fortificadas…) y el patrimonio inmaterial asociado a las tradiciones culturales y leyendas.

En el acto también intervino la arqueóloga y directora del museo arqueológico, Maria Luisa Rovira, y Pasqual Herrero de El Fabricante de Espheras Coop V., que ha realizado el proyecto. Para finalizar, la Núria Garcia Bonilla sorprendió al público con un concierto de violín eléctrico acompañado de proyecciones sobre el Campanar de l’Assumpció.