Vila-real abre la piscina Aigua-salut como nuevo centro de referencia de actividades saludables y terapias acuáticas

La instalación, que se suma a la red de espacios del SME, se ha adaptado para cumplir los protocolos anti COVID-19 y recibirá a 500 usuarios semanales

La piscina Aigua-salut, el nuevo espacio de salud y agua que se suma a la red de instalaciones deportivas del Ayuntamiento de Vila-real, abrirá sus puertas este jueves 1 de octubre, tal y como se comprometió el equipo de gobierno, para convertirse en el centro de referencia de las actividades de salud y terapias acuáticas. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha visitado esta mañana la instalación acompañado por el concejal de Deportes y Salud, Javier Serralvo, y el jefe del Servei Municipal d’Esports (SME), José Ramón Cantavella, para comprobar los trabajos de adaptación de las dependencias con el objetivo de cumplir los protocolos anti COVID-19 y garantizar la seguridad de los usuarios.

Benlloch ha recordado que este centro está pensado como un espacio de referencia “en salud y agua, ya que de momento acogerá las actividades acuáticas de la guía deportiva enfocadas a la salud pero el objetivo es que se convierta en un centro de terapias acuáticas de rehabilitación a través de un acuerdo con el Hospital de La Plana que está ultimándose”. “Esta instalación refuerza nuestra marca como Ciudad de la Salud y el Deporte y es una muestra del trabajo constante por mejorar la calidad de vida y generar nuevas oportunidades económicas para convertir la ciudad en líder en materia de deporte, por eso decidimos llegar a un acuerdo con la empresa propietaria y evitar que se convirtiera en una nave abandonada”, afirma.

Además, el alcalde recuerda que la apertura de este centro acuático en este momento de pandemia “nos permite garantizar el servicio a los usuarios del SME, dedicando cada instalación municipal a una función específica, y cumpliendo con todos los protocolos”. En este sentido, ha agradecido el gran esfuerzo de los técnicos y trabajadores del SME y las empresas que en estos días están llevando a cabo a contrarreloj las labores de adaptación del recinto para que “pueda estar abierto este jueves 1 de octubre tal y como nos comprometimos” en esta nueva fase de convivencia con el virus y como muestra de “nuestra apuesta por el deporte y la salud sobre todo en un momento como el actual”.

Por su parte, Serralvo ha recordado que “este nuevo espacio culmina todo el esfuerzo realizado este verano por el Ayuntamiento para poder abrir las instalaciones deportivas en condiciones en esta situación de pandemia”. El edil hecho hincapié en que, con la nueva piscina Aigua-salut y el nuevo pabellón Joan Baptista Llorens, Vila-real contará con cinco pabellones, tres piscinas cubiertas y una al aire libre. “A partir de mañana ya tendremos en marcha esta nueva instalación, por la que pasarán alrededor de 500 usuarios a la semana de diferentes actividades de la guía deportiva”, apunta.

El jefe del Servei Municipal d’Esports, José Ramón Cantavella, detalla que se realizarán 29 horas de clase a la semana, de lunes a sábado, de actividades como natación para bebés, escuela de natación, natación terapéutica, ‘aigua-salus’, grupos de natación especial y clases dirigidas a personas con patologías concretas como fibromialgia y esclerosis. Algunas de estas actividades no arrancarán el día 1 sino que por cuestiones de rodaje de la instalación comenzarán en una segunda fase, dentro de 15 o 20 días.

En cuanto a las adaptaciones realizadas en el edificio para cumplir los protocolos de prevención por la COVID-19, se han abierto nuevos accesos para evitar el cruce de personas y habilitar entradas y salidas diferenciadas. También se ha limitado el aforo, se ha retirado mobiliario y taquillas de los vestuarios y se ha reforzado la señalización “todo con el objetivo de que sea un espacio seguro y que la gente pueda seguir practicando deporte, porque es fundamental para la salud y más en este momento”, concluye Cantavella.

Deja un comentario