Icono del sitio Castellón Diario

Vila-real aprueba que se bonifique la plusvalía por herencia de vivienda habitual entre cónyuges

Vila-real aprueba la norma que bonifica la plusvalía por herencia de vivienda habitual entre cónyuges
El Pleno del Ayuntamiento de Vila-real ha aceptado hoy la modificación de la Norma fiscal reguladora del impuesto sobre el incremento de la valía de los terrenos de naturaleza urbana, conocido como la plusvalía, que contempla la rebaja del 95% para la herencia de vivienda habitual entre cónyuges, adicionalmente de fijar un tipo único de carga del 30%.

Con esta modificación de la norma, el Consistorio adecúa la norma a los cambios legales aprobados por el Gobierno central tras la sentencia del Tribunal Constitucional, para poder seguir gestionando con garantías un impuesto que “aunque nos gustaría poder eliminar, hoy por hoy, es irrenunciable si queremos consolidar la financiación de los servicios públicos municipales”, ha aseverado el alcalde, José Benlloch, quien ha añadido que, pese a todo, el gobierno ha querido ser sensible introduciendo la deducción en el caso de la herencia de la vivienda habitual entre cónyuges así como asegurando que el contribuyente podrá designar la opción de cómputo que le resulte más ventajosa.

El primer munícipe ha explicado que era necesario adaptar la norma municipal para poder seguir cobrando este impuesto con un método de cálculo de la rebaja conforme a los cambios introducidos en la ley, “con el fin de que pague quien verdaderamente se enriquece con un saldo o transmisión de una propiedad”.

Benlloch ha agradecido que el equipo de gobierno ha optado por aplicar un canon único del 30% “porque tenemos dificultades económicas y es necesario tomar decisiones para asegurar los servicios públicos, especialmente en un momento en el que estamos pagando el triple por la electricidad y casi cuatro veces más por el gas”.

El Consistorio de Vila-real tenía una previsión de ingresos de 1,5 millones de euros anuales por la plusvalía, “un capital que es necesario para seguir prestando los servicios municipales” y que está en alerta tras la sentencia del Tribunal Constitucional que anuló el método de cálculo de este impuesto, dando pie a sentencias como la que obliga al Consistorio a devolver cerca de medio millón de euros a la antigua Zirconio.

Por este motivo, “tenemos que evitar que la modificación de la norma desestabilice aún más las arcas municipales”, afirma Benlloch, “ya que no vamos a tocar ningún otro impuesto ni tasa municipal, porque lo más cabal es tocar aquellos, como la plusvalía, en los que se podrá acreditar que paga más el contribuyente que ha tenido un lucro”.

Al mismo tiempo, el primer concejal ha remarcado que la nueva norma es asimismo sensible con “situaciones que consideramos de equidad, como que las personas viudas no tengan que abonar prácticamente nada por este impuesto cuando hereden la vivienda habitual”.

Asimismo, el Consistorio igualmente pasa de la autoliquidación a la rebaja directa para asesorar a los vecinos y que puedan acogerse al cálculo que les resulte más beneficioso a nivel financiero. La modificación de la norma ha salido adelante con los votos a favor de PSPV, Unides Podem y Compromís, la abstención de Vox y Ciudadanos, y el voto en contra del PP.

La sesión plenaria asimismo ha ratificado la liquidación de facturas pendientes de 2021 por valía de 53.000 euros, así como el plan antifraude, un documento que la norma europea exige para poder admitir subvenciones del programa Next Generation, según Benlloch. Este punto se ha aceptado con el voto propicio de todos los grupos municipales, a excepción de Vox, que se ha abstenido.

Salir de la versión móvil