Vila-real beneficiará con otros 120.000 euros a los sectores afectados por la covid al bonificar el IBI de otros 105 negocios

El consistorio dará luz verde, en un Pleno extraordinario el próximo viernes, a una segunda remesa de expedientes, tras haber aprobado ya 187

El Ayuntamiento de Vila-real dará luz verde esta próxima semana a una segunda relación de negocios beneficiarios de la bonificación del 95% del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), una medida adoptada por el consistorio para dar oxígeno a los sectores económicos que más han sufrido los estragos de la crisis económica ocasionada por la pandemia. En esta segunda remesa de expedientes de bonificación del IBI se exonerará del pago del 95% de este impuesto municipal a un total de 105 establecimientos comerciales, de hostelería y otros servicios, con un impacto económico de 120.373 euros. Una cantidad que el Ayuntamiento dejará de ingresar para que “los autónomos y pequeñas empresas del municipio tengan algo más de liquidez en un momento en que la supervivencia de muchos de ellos está en juego”, ha afirmado el concejal de Economía, Xus Madrigal.

            Hace sólo dos semanas el Pleno aprobó por unanimidad la primera relación de beneficiarios de dicha medida, con un total de 187 negocios y un valor de 215.300 euros. De este modo, con la inclusión de otros 105 establecimientos, el impacto global de la bonificación del IBI alcanzará a casi 300 locales y supondrá una inyección económica de cerca de 350.000 euros para el tejido económico de la ciudad. Esta segunda remesa se aprobará en un Pleno extraordinario que está previsto convocar para el próximo viernes 14 de mayo, según avanza el concejal de Economía, quien detalla que “una vez aprobados estos expedientes apenas quedará por aprobar una veintena más que en principio cumplen los requisitos establecidos para optar a esta exoneración”. Madrigal ha recordado que la bonificación del 95% del IBI a los negocios comerciales, de hostelería y servicios es una medida consensuada con el resto de grupos políticos en la mesa del Pacto local por el renacimiento, de modo que el edil confía en que “la aprobación de esta segunda remesa de bonificaciones cuente de nuevo con el apoyo unánime de todos los partidos en el Pleno”.

            Esta bonificación del IBI para los negocios locales forma parte del plan de bajada de impuestos al comercio como parte de las acciones que desde el ámbito municipal se han lanzado para evitar el cierre de establecimientos a raíz de la crisis económica por la covid-19. Los únicos requisitos para poder acceder a esta bonificación eran ser propietario de un inmueble donde se ubique un comercio o negocio de hostelería y tener la actividad de alta a fecha del 1 de enero de 2021. En caso de que el empresario o autónomo no sea propietario del inmueble y esté en alquiler, era necesario aportar el contrato de alquiler y un documento firmado que acredite el compromiso del propietario de beneficiar al comercio con esta rebaja del impuesto.

La bonificación del 95% está prevista en el artículo 6.8 de la Ordenanza fiscal 1/2020 reguladora del impuesto sobre bienes inmuebles. Este artículo se incluyó el pasado año para eximir del impuesto a inmuebles en los que se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, históricas, artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración.

Esta medida municipal de apoyo a la economía local en este momento de crisis se suma a otras como la línea de ayudas directas a los locales de ocio nocturno por valor de 50.000 euros; la exoneración de la tasa por ocupación de la vía pública, que ha supuesto al consistorio dejar de ingresar 360.000 euros; los 500.000 euros consignados en 2020 y 2021 para el Pacto local por el renacimiento o los 620.000 euros destinados a actividades de dinamización económica como la Feria de Navidad o Vila-real Renaix, ambos con compañías y grupos locales. Estas acciones, unidas a los 1,2 millones del Plan Resistir para los sectores más afectados por la pandemia, elevan el esfuerzo económico en la lucha anticovid hasta los 3,6 millones de euros.

Deja un comentario