Vila-real constituye la nueva corporación y vuelve a investir alcalde a José Benlloch para el mandato 2019-2023

El primer edil renueva el cargo de máxima representación de la ciudadanía en el pleno en el que los 25 concejales y concejalas constituyen formalmente la corporación municipal para los próximos cuatro años

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha sido investido esta mañana nuevamente en su cargo como máxima representación de la ciudadanía en el pleno de constitución del Ayuntamiento, en el que han tomado posesión de sus cargos como concejales los 25 ediles que conforman la nueva corporación municipal en el mandato 2019-2023. En su discurso de investidura, Benlloch ha dado la bienvenida a los nuevos miembros de la corporación, en particular a los nuevos partidos con representación municipal –Vox y Unidas Podemos- y a agradecido a aquellos ediles que ya no formarán parte de la corporación municipal su trabajo por Vila-real.

“De manera histórica, todas las sensibilidades políticas estarán representadas en el Pleno y eso significa que la ciudadanía nos ha pedido también diálogo y colaboración”, ha señalado Benlloch en su discurso. “Por eso, he planteado, a pesar de tener la mayoría necesaria para gobernar en solidario, que se incorporen a la tardea de gobierno otras formaciones políticas con las que podemos compartir mayoritariamente la manera de imaginar nuestra ciudad”, agrega, en alusión a Unides Podem, con quien se ha firmado ya un pacto de gobierno, además de Compromís y Ciudadanos, que declinaron la oferta. “Agradezco a Compromís su trabajo en los gobiernos del cambio, con un especial recuerdo a Pasqual Batalla, pero también a Xavier Ochando, Josep Pasqual Sancho, Santi Cortells i Maria Dolores Parra”, detalla Benlloch, quien ha agradecido al edil de Unides Podem, José Ramón Ventura Chalmeta que sí aceptara “el reto” de compartir el gobierno de Vila-real.

            El alcalde ha destacado la importancia del papel de la oposición municipal, cuando es constructiva y persigue mejorar la gestión municipal, y ha avanzado algunas líneas básicas de su próximo mandato, el tercero al frente del consistorio vila-realense, que pasan por el desarrollo de un plan estratégico de cara al Vila-real del 2030 y a seguir potenciando la dicotomía ciudad/pueblo que singulariza la ciudad con dos áreas de coordinación de gobierno enfocadas a cada uno de estos conceptos. La necesidad de seguir lidiando con “los problemas del pasado” y de aprovechar la “sintonía histórica” entre administraciones, son otros de los aspectos destacados en el discurso del alcalde, quien ha abogado también por seguir trabajando en la mejora de problemas cotidianos como la limpieza y el aparcamiento, además de seguir reivindicando infraestructuras necesarias como la nueva comisaría o el nuevo centro de salud para la zona centro.

El primer edil, candidato del PSPV-PSOE, ha recibido la vara de alcaldía de manos de la mesa de edad del Pleno, formada por el concejala de Compromís Josep Pasqual Sancho y la socialista Anna Vicens, tras recibir 14 votos de los 25 que conforman la corporación. Tras la toma de posesión de la nueva corporación municipal, el pleno estará compuesto por 13 concejales del grupo municipal socialista, cinco del grupo municipal del Partido Popular, tres ediles del grupo municipal Compromís per Vila-real, dos concejales del grupo municipal de Ciudadanos, uno de VOX y un concejal de Unides Podem Vila-real.

Deja un comentario