Vila-real creará un Punto de Encuentro Familiar en la antigua estación de la Panderola

El Consistorio de Vila-real avanza en la creación del primer Punto de Encuentro Familiar de la ciudad, con un equipo de siete profesionales dotados por la Conselleria que, por el momento, están prestando ya el servicio en instalaciones de Castellón. Para evitar desplazamientos, y esperando contar con la sede definitiva en el anexo de la antigua estación de la Panderola -junto a la nueva sede de Cruz Roja-, la Concejalía de Servicios Sociales ha alquilado un entresuelo que, en un plazo de un mes, se adecuará a las exigencias de la Generalitat y se dotará del material necesario para la atención a los menores.

El entresuelo, enclavado en la calle Aragón número 8, cercano al parque de niños de la calle Mallorca y al Museo de la Ciudad Casa de Polo, cuenta con 101 metros cuadrados de superficie. “Desde que adjudicamos el arriendo el pasado mes de enero, hemos estado trabajando en el plan y memorias necesarias para adecuar el espacio a las exigencias de la Conselleria y en breve podremos ya iniciar las obras, con el objetivo de que el equipo de atención especializada pueda ubicarse cuanto antes en Vila-real y evitar así desplazamientos a las familias de la ciudad y de nuestra zona de influencia que requieren del servicio”, señala el alcalde, José Benlloch.

El arriendo, de 605 euros mensuales con impuestos incluidos, se ha formalizado por un periodo de un año prorrogable a dos, ya que la intención del equipo de gobierno municipal es instalar el Punto de Encuentro Familiar en la antigua sede de la Panderola, en la parte del edificio que no está ocupada por la nueva sede comarcal de Cruz Roja. La sede definitiva cuenta con el visto bueno de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y se contempla en el plan Convivint de la Generalitat, que supone que el Consistorio asume la redacción del plan y el Consell, la financiación de las obras.

“En estos momentos, estamos ya ultimando el plan para poder adecuar este espacio a las condiciones que deben cumplir los puntos de acercamiento familiar, pero no hemos querido esperar a contar con la ubicación definitiva y ya tenemos alquilado un recinto provisional para que las familias y los menores que hacen uso de este servicio no tengan que desplazarse a Castelló, más aún teniendo en cuenta la presente coyuntura internacional y los posibles problemas con proveedores que puedan producirse”, argumenta Benlloch.

El Punto de Encuentro Familiar es un servicio que presta temporalmente atención profesional especializada para proporcionar que los niños, las niñas y los adolescentes puedan perseverar relaciones con sus familiares o personas allegadas durante los procesos y las situaciones de separación, divorcio, protección de infancia y adolescencia u otros supuestos de interrupción de la convivencia familiar.

Según el convenio de colaboración, la Generalitat asume la dotación de personal del servicio, mientras que el Consistorio debe proporcionar la ubicación y hacerse cargo de los gastos de mantenimiento.

El personal que atenderá la solicitud de Vila-real, adjudicado ya por la Generalitat y prestando servicio desde hace unos meses en Castellón, está formado por un psicólogo, un técnico en Integración Social, auxiliar administrativo, formador, trabajador social, un abogado y un técnico superior en Promoción de la Igualdad de Género.

“Pedimos disculpas y un poco de paciencia a las familias por las molestias que los desplazamientos a Castelló puedan generarles, pero ya estamos en marcha para que, pronto, puedan percibir la atención en Vila-real”, concluye.