Vila-real elimina seis vertederos ilegales

Se retiran cerca de 30 toneladas de residuos gracias al refuerzo de control y limpieza

El Ayuntamiento de Vila-real, a través de la Concejalía de Servicios Públicos, ha eliminado otros seis puntos de vertidos incontrolados en el término municipal, fruto de la vigilancia y el control que realiza tanto este departamento como la Policía Local. La última actuación que se ha llevado a cabo ha supuesto la retirada de cerca de 30 toneladas de residuos que habían sido depositadas de forma ilegal en seis puntos del área rural del municipio. El concejal de Servicios Públicos, Xus Madrigal, recuerda que “tal y como nos comprometimos en el Pleno, con la aprobación de una moción apoyada por todos los grupos municipales, estamos trabajando desde distintos ámbitos para acabar con el problema de los vertederos ilegales, fruto de la falta de civismo de unos pocos que al final acaba perjudicando al resto de la ciudadanía”. Así, además de incidir en las campañas de información para recordar la existencia del ecoparque y del servicio de retirada de voluminosos, también se ha reforzado la vigilancia y limpieza de solares y cunetas situados en los caminos rurales más cercanos al casco urbano. Asimismo, la coordinación entre la Policía Local, a través de la unidad de Policía Rural, y los Servicios Públicos también ha sido clave para atajar este problema.

            De hecho, en el caso de estos seis puntos negros que ahora se han eliminado, la Policía Local había recibido quejas e incluso, en alguno de los casos, había impuesto sanciones a los infractores. Los vertederos ilegales estaban situados en los caminos Tercer Sedeny, Quart Sedeny, Torrehermosa y Bassetes d’Onda. Los residuos retirados son principalmente enseres como electrodomésticos y muebles, así como escombros de obra. En total, el departamento de Servicios Públicos calcula que se han limpiado cerca de 30 toneladas de residuos, para cuyo traslado se han realizado un total de 14 viajes en camión, siete al ecoparque y siete al gestor de residuos. Las tareas han sido efectuadas por una empresa local.

            Finalmente, Madrigal ha reiterado la llamada al civismo para poner fin a este problema de suciedad e insalubridad en el término municipal y ha pedido también a la ciudadanía que “den aviso a la Policía Local en caso de detectar este tipo de infracciones”, que están sancionadas con multas de hasta 120 euros, en virtud de la Ordenanza de convivencia ciudadana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *