Vila-real inyecta casi 1,7 millones en ayudas directas a 686 negocios afectados por la pandemia en 2021

Los planes 'Resistir' y 'Reactivem' y las subvenciones para el ocio nocturno han dado prioridad a los sectores que más limitada han tenido su actividad.

El Ayuntamiento de Vila-real ha concedido durante el pasado año cerca de 1,7 millones de euros en ayudas directas con el fin de paliar los efectos de la pandemia en la actividad económica de la ciudad. Es el balance que realiza el departamento de Comercio, que cifra en 686 las subvenciones concedidas en las distintas convocatorias lanzadas desde el consistorio para inyectar liquidez a los negocios que más han sufrido las consecuencias de las restricciones y protocolos de prevención por la covid-19. Hostelería y alimentación, junto a comercios de vestir y calzado y servicios personales como peluquerías copan el grueso de estas ayudas con un total de 472 solicitudes aprobadas para estos sectores.

Según este balance, la mayoría de estas ayudas corresponden al Plan Paréntesis, financiado con fondos del Ayuntamiento, la Generalitat y la Diputación, con un total de 607 negocios beneficiarios, por un importe total de 1.661.400 euros. El Plan Reactivem lanzado por la Diputación de Castellón ha permitido ayudar a 67 pequeñas empresas y autónomos con la concesión de 268.000 euros en subvenciones.

El tercero de los planes, con financiación exclusivamente municipal y fruto del consenso en el marco de la Mesa del pacto local por el renacimiento, ha estado dirigido al sector del ocio nocturno, beneficiando a 12 establecimientos, por un importe total de 50.000 euros. La suma total de los tres planes alcanza los 1.679.400 euros, “un dinero que esperamos haya podido aliviar la complicada situación por la que atraviesan muchos comercios, autónomos y pequeñas empresas locales”, apunta el concejal de Comercio, Diego A. Vila.

“Una de las prioridades en la gestión de la pandemia por parte del Ayuntamiento ha sido, además de colaborar en todo lo necesario para contener la expansión del virus, evitar que ningún negocio tuviera que cerrar la persiana como consecuencia de la crisis”, añade el concejal, quien admite que “aunque sabemos que se trata sólo de un alivio, hemos intentando hacer el mayor esfuerzo posible dada la situación de las arcas municipales, y esperamos que estas subvenciones ayuden a las empresas locales a superar este impasse”. Vila ha recordado que además de las ayudas directas, el consistorio ha inyectado liquidez a los negocios locales a través de la exención de la tasa por ocupación de vía pública de las terrazas, que supone un ahorro de 360.000 euros en dos años para los negocios de hostelería y ocio.

Asimismo, la bonificación del 95% del IBI de los locales de hostelería, comercio y servicios ha supuesto al Ayuntamiento dejar de ingresar cerca de 400.000 euros, “que no han tenido que pagar las pymes y autónomos”.

En cuanto a la distribución de las ayudas directas, el Ayuntamiento de Vila-real ha tenido en cuenta el impacto de las medidas excepcionales adoptadas por los gobiernos central y autonómico para contener el avance de la pandemia desde marzo de 2020, incidiendo en aquellos sectores que más limitada han tenido su actividad.

En este sentido, la hostelería y los servicios de alimentación y bebidas son el sector que mayor número de ayudas ha recibido, un total de 548.766 euros, para 222 establecimientos de la ciudad. Por importe de subvenciones concedidas le siguen los negocios de servicios personales como peluquería, belleza, cosmética o tratamientos, con 148 solicitudes aprobadas por valor de 308.600 euros. En tercer lugar se sitúan los comercios de prendas de vestir y calzado, con 102 subvenciones por importe de 304.400 euros.

El resto de ayudas se han repartido de la siguiente forma: 13 para negocios de artes gráficas (30.200 euros); 42 para negocios de venta en mercadillos (80.600 euros); 15 para establecimientos de comercio de libros y periódicos (31.600 euros); 12 subvenciones para comercio de muebles y equipamiento del hogar (48.000 euros); dos para empresas de transporte de pasajeros (4.200 euros); seis para establecimientos de alojamiento (14.000 euros); 34 para empresas de cultura, ocio y entretenimiento (79.634 euros); 40 para negocios de actividades deportivas (100.400 euros); 24 para empresas de actividades educativas (73.800 euros); seis para actividades turísticas (13.200 euros); y 20 para comercios de otros servicios como floristerías, joyerías o fotografía (42.000 euros).