Vilafranca vive un fin de semana donde la música ha sido la protagonista

Este fin de semana ha tenido lugar la 8.ª edición del Festival de Música 775, que ha sido caracterizado por las sorpresas y la adaptación de los espacios de los conciertos.

El concierto del viernes de Marc y Sofia Monfort no se pudo llevar a cabo. Por lo tanto, el primer acto del festival fue el Cine a la Fresca, donde se proyectó la película musical Fantasía Disney 2000 en la Plaza de toros.

 

El sábado, Karla Martínez fue la primera en amenizar la mañana con su piano, tocó obras desde Chopin hasta Liszt. Esta misma tarde, la cantante Javiera Bobadilla “La Pájara” tuvo que actuar en la Casa de la Cultura en lugar de Las Cuevas de Forcall, como estaba planteado. Además, justo en el momento antes de empezar la luz se fue a causa de la tormenta, tuvieron que encender cirios y se cantó sin amplificación, hecho que construyó un momento mucho más íntimo y emocionante.

 

El concierto de la noche del sábado también sufrió un cambio de lugar a causa de la lluvia, en lugar de realizarlo en la Plaza de la Iglesia se realizó en la Casa de la Cultura, donde el público pudo disfrutar de los violines de Evgenia Epshtein y Fernando Pascual, de la viola de Arturo Millán, y de los violonchelos de Vida Vujic y Pere Joan Carrascosa.

 

El domingo por la mañana, el trombonista Rubén Prades y la pianista Karla Martínez deleitaron al público de la Casa de la Cultura con obras de Guilmant, Bozza o Dutilleux. Y para cerrar el fin de semana, el cuarteto de vientos Spanish Brass también tuvo que cambiar la localización del concierto de la Casa de la cultura en la Plaza de la Iglesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *