Vinaròs pide que se investigue si hubo irregularidades en la primera restauración de pinturas de la iglesia arciprestal

Las pinturas, datadas del siglo XVIII, "se descubrieron a lo largo de los trabajos de restauración que se hicieron entre el año dos mil trece y dos mil catorce bajo el mandato del PP".

 

La Concejalía de Patrimonio, encabezada por el primer teniente de alcalde, Marc Albella, ha pedido tanto a la directiva general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, como a la consellera de Educación, Cultura y Deportes, Raquel Tamarit, que se investigue si se efectuó «mala práctica» a lo largo de la primera restauración de las pinturas de arquitectura fingida de la testera de la iglesia arciprestal.

El Ayuntamiento ha recordado que «los trabajos los ejecutó la fundación pública de la Luz de las Imágenes, que creó la Conselleria de Educación, Cultura y Deportes en mil novecientos noventa y nueve con el fin de preservar el patrimonio de la Comunitat. La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del dos mil catorce previó su extinción, que se hizo eficaz en el mes enero del año dos mil quince. Las pinturas, datadas del siglo XVIII, se descubrieron a lo largo de los trabajos de restauración que se hicieron entre el dos mil trece y dos mil catorce bajo el mandato del PP».

El edil de Patrimonio ha señalado,

Tras la restauración de las pinturas a lo largo de los años siguientes se vieron estropeadas por la aparición de hongos y humedades, que han puesto en riesgo la conservación.

En este sentido, ha comentado que «con la primera actuación, se duda de la profesionalidad y el rigor técnico de los trabajos en el exterior de la iglesia arciprestal con la desaparición de los estucados y de los enlucidos de la testera».

Albella ha explicado que ahora, gracias a la cooperación entre la Diputación de Castellón y Diócesis de Tortosa, se efectúa una actuación urgente para asegurar la preservación de las pinturas. Conforme ha indicado el edil,

Los técnicos actuales apuntan que no se efectuó la aplicación de la capa de líquido hidrofugante que hubiese retrasado la aparición de los hongos y las humedades, hecho que habría eludido efectuar las actuaciones de emergencia que ya se realizan.

Por motivos como éstos, desde la Concejalía de Patrimonio se ha pedido a la Generalitat que investigue si hubo «mala práctica» profesional o algún género de irregularidad en la ejecución de los trabajos por parte de la compañía que requieran su fiscalización y/o auditoría, estimando,

Se ha puesto en riesgo el patrimonio cultural valenciano de un templo monumento historicoartístico nacional y clasificado como BIC.

Ha concluido.