VOX acusa al conseller de Vivienda de derrochar el dinero de los valencianos en chiringuitos y altos cargos

• El diputado Miguel Pascual afirma que esta Conselleria debería desaparecer e integrarse en otra Conselleria
  • Acusa a Dalmau de no hacer frente al impacto económico y social del Covid-19 en los alquileres de vivienda habitual con una partida directa de 500.000 euros

 

El diputado del Grupo Parlamentario VOX Comunidad Valenciana, Miguel Pascual, ha acusado al vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, de derrochar el dinero de los valencianos en chiringuitos y altos cargos pese a que los ciudadanos están atravesando por la peor crisis económica de nuestra historia reciente y ha afirmado que su Conselleria debería desaparecer y ser una Secretaría Autonómica.

Pascual ha hecho estas declaraciones durante su comparecencia en la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda y ha afeado a Dalmau que su departamento se haya despreocupado de las personas para anteponer sus intereses a los de la ciudadanía.

Estos presupuestos deberían tener un carácter más social, para ayudar precisamente a las familias y a los trabajadores; pero no me entienda mal, hablo de las familias de la Comunidad Valenciana, no de regar con subvenciones a la familia del presidente Ximo Puig. Una demostración de su abandono es que solo destinan 500.000 euros a ayudas para minimizar el impacto económico y social del Covid-19 en los alquileres de vivienda habitual, cuando usted, su directora general, su secretario autonómico y sus 9 asesores ya gastan 600.000 euros al año. Ahora se entiende mejor eso de ‘siempre ha habido clases’. Están ustedes, y luego ya, el resto”.

Para el diputado alicantino la Conselleria de Vivienda será recordada por ser la que peor defiende y peor mantiene los recursos públicos como son las viviendas de todos los valencianos. “Su Conselleria será conocida como la Conselleria del fondo buitre, la del buitre bolivariano, esa del exprópiese. Dice que quiere ampliar el parque público en 32.000 viviendas y no es capaz ni de gestionar adecuadamente las 14.000 que hay, de las que un 10% están en ocupación ilegal”.

Pascual ha criticado que el Consell no ha perdido la oportunidad, pese a la grave crisis, de subirse el sueldo un 2%, cuando casi una quinta parte de la economía valenciana se ha ido al traste, con miles de valencianos en los ERTE encubiertos y que terminarán en EREs definitivos. “Cuando miles de empresas familiares y de autónomos están cerrando, con todo lo que está pasando en la calle, pese a la realidad, el Consell y sus altos cargos se suben el sueldo”.

El parlamentario de VOX ha recordado a Dalmau que ahora no era el momento de aumentar el gasto, de derrochar, y ha hecho un llamamiento al Botánico a la responsabilidad. “¿Qué ejemplo dan a la sociedad? Tenemos las mayores cifras de altos cargos y asesores, cuando deberían haber destinado el dinero a lo importante: a ayudar a los valencianos a salir de la crisis”.

Miguel Pascual ha criticado también el despilfarro de la Dirección General de Coordinación Institucional de la vicepresidencia segunda: “Está para servirle exclusivamente a usted. Es un ente puramente ideológico cuyo principal objetivo es asistirle en 200 actos y 300 audiencias al año. Parece que a usted un director de gabinete que cobra 52.700 euros al año, y ocho asesores que cobran 47.350 euros al año no le son suficientes”.

Deja un comentario