VOX Burriana cree necesaria otra forma de gobernar, al servicio del ciudadano

Otra forma de gobernar es posible, predicando con el ejemplo y poniéndose al servicio del ciudadano y no sirviéndose de él

La función del Ayuntamiento es prestar servicios a los vecinos del municipio, es por ello por lo que pagan impuestos y tasas, pero también lo es cumplir y hacer cumplir las normas.

Desde el pasado 11 de Noviembre están acumulados los escombros de las obras de Vía Pública en el velódromo municipal de Burriana, situado en el complejo deportivo Llombai.

El Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición dice en art.15, disposición segunda “las administraciones públicas velarán por que en las obras en que intervengan como promotores se apliquen medidas tendentes a la prevención en la generación de residuos de construcción y demolición.”

La Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana dice en el capítulo segundo: “De la limpieza de la vía pública por obras y actividades diversas. Artículo 17.- Todas las actividades que puedan ocasionar suciedad en la vía pública, cualquiera que sea el lugar donde se desarrollen y sin perjuicio de las licencias o autorizaciones que en cada caso fueran pertinentes, exigen de las personas que las realicen la adopción de cuantas medidas sean necesarias para evitar tal suciedad, quedando obligadas a proceder a la limpieza inmediata y retirada de los residuos resultantes si los hubiera … Artículo 27.-

Se prohíbe realizar en la vía pública los actos que se especifican a continuación: a) Vaciar, verter y depositar cualquier clase de materiales residuales.”

Y en el capítulo cuarto, “de la limpieza y mantenimiento de solares. Artículo 36.- Los propietarios de solares deberán mantenerlos libres de desechos y residuos y en las debidas condiciones de higiene, salubridad y ornato público, lo cual supone su desbrozado, desratización y desinfección.”

El pasado jueves, VOX denunció en la Comisión informativa de Urbanismo la existencia de un vertedero ilegal en los terrenos donde se ubica el Velódromo Municipal y que el concejal de Vía Pública mantiene, poniendo como excusa que se “ha hecho así toda la vida”, afirmando incluso que “se está procediendo a su retirada”.

Pero el vertedero ilegal allí sigue tal y como muestra la fotografía.

Si un particular o empresa acumula escombros en un vertedero ilegal, es sancionado, así debe ser, pero cuando se trata del Ayuntamiento parece que no se aplica la ley. El equipo de Gobierno de Burriana está cada vez más alejado de los vecinos del municipio, tratándolos como ajenos y con la prepotencia de quien cree estar por encima del bien y del mal.

Jesús Albiol: “El fondo de la cuestión es el mismo que en el caso de la violación de seguridad en la campaña de bonos de comercio, sabían que se estaba produciendo un perjuicio a los compradores y comerciantes y decidieron no hacer nada.”

En cuanto a las cuotas de Sant Gregori, el Ayuntamiento no paga ninguna desde la segunda cuota y al resto de propietarios les abren procedimientos de apremio si no cumplen con los pagos.

“Otra forma de hacer política es posible, predicando con el ejemplo y poniéndose al servicio de los ciudadanos y no sirviéndose de ellos.”, concluye Albiol