VOX denuncia que el Gobierno Municipal deja en manos de los ciudadanos su incompetencia

Se pretende que sean los ciudadanos quienes hagan la labor de inspección del lamentable estado de nuestras aceras

El Gobierno Municipal admite en el Pleno el desastre pero deja en manos de la ciudadanía la gestión inspectora para darle solución, y al PP le parece perfecto pues fueron ellos quienes idearon y pusieron en funcionamiento el sistema que ha llevado a tener más obstáculos que metros de aceras.

Los “gestores” municipales reconocen miles de llamadas de los vecinos para denunciar irregularidades y obstáculos en las aceras para después, sorprendentemente, anunciar lo buena que es su gestión con la colaboración (Abstención) del PP.

En otro orden de cosas, Luciano Ferrer, concejal y portavoz de VOX, calificó de despropósito la moción de UP,  auspiciada por  Compromís, para retomar el control municipal del agua.

Ferrer: “Para plantear semejante decisión se debe contar con una infraestructura que permitiera mantener el servicio de aguas al menos en las mismas condiciones que se da en este momento, algo de lo que evidentemente carece este Ayuntamiento”

No ahorró detalles el concejal de VOX: “La reglamentación de servicios municipales exige una gran cantidad de requisitos para la decisión que se pretende tomar… Se pretende ir contra todas las normas, como si la decisión pudiera tomarse a capricho. Contamos además con un informe jurídico desfavorable del que podemos deducir que lo que se pretende ni tan siquiera es competencia de este Pleno.”

Ferrer no quiso entrar en disquisiciones políticas o dialécticas zanjando el asunto: ”Si sumamos las dos cosas, me refiero a la falta de requisitos legales establecidos y al informe jurídico desfavorable, supongo que estaríamos al borde de la prevaricación si nuestro voto contribuyera a la aprobación de esta Moción.

Por último reseñar que VOX se abstuvo en la votación para  impulsar la declaración de Castellón como  ciudad por el comercio justo, algo que reconoce como amparado por la Ley pero del que duda de su verdadera intencionalidad, incluido el prejuicio que supone para nuestros productores.

Deja un comentario