VOX dice “ahora no” a la adhesión municipal a la “Alianza europea para la recuperación verde”

VOX ha vetado la Declaración Institucional del tripartito del Acuerdo de Fadrell por la incertidumbre que supone y por no ser el momento más adecuado.

Luciano Ferrer, concejal y portavoz del Grupo Municipal VOX Castellón de la Plana, entiende que este no es el momento para aventuras y que hay que centrarse en la grave crisis que atravesamos.

Ferrer ha argumentado su decisión añadiendo:”No sabemos lo que es, no sabemos cuánto nos va a costar y no sabemos para qué es. La prudencia me dice que no es el momento ahora

VOX defenderá siempre el medio ambiente, siguió afirmando Ferrer, parafraseando a uno de sus diputados en el Parlamento Europeo, y trabajará para su conservación, pero hemos de ser capaces de vertebrar un sano y patriótico conservacionismo, alejado del integrismo del ecologismo de los lobbies globalistas que no distinguen en  poner al hombre por debajo del animal o del paisaje, pero con respeto al animal, y al paisaje.”

VOX no acepta, sin argumentos y objetivos transparentes, el nuevo modelo del ‘Pacto Verde Europeo” y las “inversiones masivas que pretende” a pesar de haber nacido de la UE.

VOX no se conformará con parches y sus representantes en la UE han instado a las autoridades a redirigir el billón de euros destinado al “Green New Deal” hacia las consecuencias sociales y económicas que esta crisis traerá a trabajadores, empresarios y autónomos.

La UE continúa con su agenda ideológica, tal y como ha señalado Jorge Buxadé, eurodiputado de VOX, que ha compartido en un comunicado las indicaciones que él y el resto de diputados del Parlamento Europeo han recibido en relación a un tratamiento con “perspectiva de género” de esta crisis.

Hablan de “movilizar” miles de millones de euros con motivo del alarmismo climático: subir impuestos, crear más impuestos, reconversiones industriales forzosas,…

El más grande ejercicio de ingeniería social de la historia que enriquecerá a unos pocos, puede destruir la clase media en España, y condenar a los llamados países en desarrollo a nunca alcanzar los niveles económicos de Europa, garantizando un futuro de migraciones masivas.

Mazaly Aguilar, Diputada de VOX en el Parlamento Europeo, es muy clara en el diagnóstico de la situación:”En el “Green Deal”, Pacto Verde Europeo, se intenta criminalizar al agricultor y ganadero diciendo que ellos están lejos de ser una solución, como VOX lo entiende, al problema del medio ambiente, y es un error tan grave que no nos damos cuenta de que cuando el agricultor y ganadero se ven en el problema de tener que cumplir con una exacerbada ‘normativa verde’ queda contra la espada y la pared. Alguien tiene que entender que la rentabilidad es fundamental para cualquier inversión. Los agricultores y ganaderos necesitan que sus explotaciones sean rentables y el ‘pacto verde’ es una falsedad y una falta de respeto hacia ellos.”

La agricultura juega un papel fundamental en la protección del medioambiente y en la seguridad alimentaria de España y Europa. Máxime cuando el agricultor – y por extensión la ganadería y la pesca -, invierten, a pesar de que les supone un decremento de sus beneficios, en que sus cosechas, crianzas y capturas cumplan con las más estrictas normas de sanidad

Nadie, excepto VOX, ha movido un dedo para defender la enorme importancia del sector agrícola, ganadero y pesquero y, por añadidura, la de la cadena de elaboración, transformación y distribución de los productos del campo, nadie ha tenido la delicadeza de  homenajear a todos los trabajadores y empleadores del campo español mientras se pretende hacer ‘experimentos ecológicos’ con peligrosos trasfondos políticos. Se ha dejado sin protección, por ejemplo, a las ganaderías de reses bravas que son quienes mantienen una especie y un ecosistema únicos en el  mundo: el toro de lidia, que se conserva por las tradiciones españolas, y la dehesa.”, concluye Luciano Ferrer

Deja un comentario