VOX pide derogar la Ley de Memoria Democrática

• El Grupo Parlamentario ha presentado la iniciativa en coordinación con el resto de parlamentos autonómicos
  • Para la presentación de esta Proposición de Ley, VOX hace referencia a la vulneración de derechos fundamentales reconocidos en la Constitución

David García, diputado de VOX, ha presentado hoy una Proposición de Ley en las Cortes Valencianas, en coordinación con el resto de grupos parlamentarios de VOX en las diferentes cámaras autonómicas, para solicitar la derogación de la Ley de Memoria Democrática, réplica autonómica de la Ley de Memoria Histórica a nivel nacional. La Ley, aprobada en 2007 por el Gobierno de Zapatero, y reformulada en 2017 por la Generalidad Valenciana, lanza una sombra de sospecha sobre la Constitución. Es decir, el tenor de esta Ley deja claro que la Constitución no habría sido suficientemente democrática.

Para David García, “esta duda que intencionadamente se lanza sobre la Constitución tiene un objetivo concreto: socavar la legitimidad de la monarquía parlamentaria. Además, establece una clara alabanza a la República, pero no a la república como sistema de gobierno, ni siquiera a todo el período que comprendió la II República española: el elogio se centra en los últimos meses Gobierno del Frente Popular, así como de sus instituciones, unidades, partidos; vinculando de forma inadmisible democracia, república y frente popular”. “Hay que añadir –ha continuado el diputado-, que con toda esta colección normativa el poder legislativo se ha extralimitado en sus funciones, legislando sobre materias que quedan fuera de su competencia”.

En su escrito, VOX ha señalado que “los Parlamentos no tienen por función hacer relatos históricos y reescribir la historia suplantando la labor profesional de los historiadores; sino controlar la acción del Gobierno y dictar leyes que regulan la vida social para el Bien Común. En este caso, el poder legislativo ha tipificado una verdad única. Con ello, ha roto la unidad política en la que se sustenta la nación, discriminando a cualquier español que opine distinto; es decir, ha censurado a parte del pueblo español en el que reside la soberanía nacional de la que reciben legitimación. Hay materias intangibles fuera del control de las mayorías, y la historia es una de ellas”.

VOX además achaca a esta Ley la vulneración de derechos fundamentales recogidos en la Constitución, como el de igualdad, el derecho a la libertad ideológica y de pensamiento, el derecho de toda persona al libre desarrollo de su personalidad, la libertad de Cátedra y el derecho a “expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”.

Para VOX “se trata de una colección normativa cuya finalidad inmediata es reabrir heridas, llamar al odio y crear división entre los españoles. La norma impide mirar hacia el futuro y la solidaridad entre miembros de una misma nación. Vuelve a un clima de crispación e impide que los españoles aprendan del pasado y miren al futuro para solucionar sus problemas. Lejos de ello, la norma pretende convertir al pueblo español en esclavo del año 1.936, impide que la historia siga su curso y trata de que se mantenga estática en el citado año. Supone un ataque claro a la reconciliación nacional”.

El peligro de crear una verdad oficial es desembocar en un poder totalitario en que la disidencia no es un derecho sino causa de persecución política, personal o profesional. “Desde el Grupo VOX abogamos por la reconciliación de todos los españoles y por el respeto a la libertad y a la historia de España”, ha añadido el diputado autonómico.

Deja un comentario