VOX presenta en los parlamentos autonómicos una Declaración Institucional sobre la españolidad de Ceuta y Melilla

Ha sido registrada en los parlamentos de País Vasco, Asturias, Madrid, Melilla, Valencia, Baleares, Cataluña, Andalucía y Aragón

Los grupos parlamentarios de VOX en las cámaras regionales de País Vasco, Asturias, Madrid, Melilla, Valencia, Baleares, Andalucía y Aragón han presentado una Declaración Institucional para que se haga un reconocimiento expreso del apoyo a nuestros compatriotas de las ciudades españolas de Ceuta y Melilla.

Tras los últimos acontecimientos de asaltos masivos a la valla de Melilla, que vienen a sumarse a los que viene padeciendo Ceuta, se hace necesario que las instituciones españolas promuevan una declaración que reconozca, frente a la actividad de Marruecos, la soberanía española sobre estas dos ciudades y la irrenunciable defensa de la unidad de España.

El Gobierno de Marruecos lleva años atacando a España desde sus instituciones, fomentando el asalto organizado a las vallas de Ceuta y Melilla y reclamando esos territorios españoles tanto en foros nacionales como internacionales, sin que los últimos gobiernos de España les hayan contestado debidamente.

Por eso, en los parlamentos anteriormente citados, se ha presentado una Declaración Institucional basada en los tres siguientes puntos para que sean aprobados por el resto de los grupos políticos:

Declara que las Ciudades de Ceuta y Melilla y las Plazas de Soberanía del norte de África, son parte integrante del Reino de España de forma irrevocable, y defiende la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles.

 

Reclama la defensa de la unidad nacional, la integridad territorial del Estado y la españolidad de Ceuta y Melilla y de las Plazas de Soberanía del norte de África, por todos los medios legales y legítimos necesarios, que garanticen la inviolabilidad de nuestras Fronteras exteriores en el norte de África.

 

Exige al Gobierno de España, a fin de salvaguardar nuestra soberanía, que nuestras fronteras sean infranqueables y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sean dotadas de todos los medios personales, materiales y jurídicos necesarios, entre ellos el inmediato despliegue de nuestras Fuerzas Armadas en Ceuta y Melilla.