VOX reclama igualdad en libertad

Camuflar el aleccionamiento en las aulas con lo que llaman cultura de igualdad no es libertad

En el punto 64 de las 100 Medidas para La España Viva ya se recoge la necesidad del consentimiento expreso de los padres para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales.

El Sr.Concejal de Educación de nuestro Ayuntamiento, defensor del Plan de Igualdad Municipal que va por su tercera edición, tras el estrepitoso fracaso de los dos primeros, arremete hoy contra VOX defendiendo el aleccionamiento sexual en las aulas sin consentimiento de los padres y prácticamente negando el derecho a opinar a las madres que denunciaron la situación que se vive en el IES Miquel Peris i Segarra del Grao de Castellón.

VOX respeta, en todo momento, la libertad de cátedra y el buen hacer de los maestros, pero ello no es óbice para que denuncie situaciones donde éstos olvidan lo que dice la Constitución respecto del derecho a la educación.

Para cualquier actividad que se realice en un centro educativo en horario lectivo, ésta debe encontrarse reflejada en la PGA (Programa General Anual) y, algo que habitualmente no se hace, debería entregarse a todos los padres, madres y tutores para que tuviesen conocimientos de ella.

Francesc Mezquita, afirman desde VOX, se ve obligado a poner la venda antes que la herida intentando camuflar el aleccionamiento con lo que él llama cultura de igualdad. No existe la cultura de igualdad, insisten en VOX, en la igualdad se cree o no se cree ya que es uno de los valores en los que siempre se ha cimentado nuestra cultura.

El aleccionamiento sexual a menores, sin el consentimiento de sus padres, no parece el mejor remedio para combatir la “cultura de desigualdad” a la que hace referencia el Concejal de Educación suponiendo, que es mucho suponer, que esta exista.

Y aquí, señor Mezquita, la pregunta que cabría hacerse es: ¿Quién carece de cultura de igualdad? Quién trabaja por un trato igualitario o  quien lo hace fomentando, agudizando la diferenciación de trato cuando exalta una particularidad de un colectivo concreto olvidando al individuo, olvidando a la persona?

VOX en su nota de prensa, se sorprende de la afirmación de que “abordar la desigualdad” es, según Mezquita, “la carencia de una cultura de igualdad necesaria para la formación de los alumnos de centros de enseñanza en valores que son universales como la igualdad de género.” Sr.Mezquita, no es necesario tener pensamiento universal para saber que el género es la diferencia, no la igualdad, a no ser que usted defienda que masculino=femenino.

Igualdad es tratar a los demás como desearías que ellos te tratasen a ti y esto es así porque todos somos iguales ya que todos somos diferentes.

Luciano Ferrer pregunta: ¿Olvidamos las necesidades concretas de todos y cada uno de quienes componemos nuestra sociedad?

Ante ese abuso sólo resta una respuesta: Alzar la voz y oponerse a ello dando respuesta a quienes necesitan de ella. Para eso está VOX. Para reclamar los derechos fundamentales de todos y cada uno, no de unos pocos

Y, por supuesto, en libertad

Deja un comentario