Vox retira libros LGTBI de la biblioteca de Burriana

Compromís denuncia la "censura" de temática LGTBI de la zona infantil de la biblioteca de Borriana y piden al PP "opinar sobre las decisiones del edil de Vox".

 

Compromís ha alzado su voz contra lo que considera un acto de «censura» en la biblioteca municipal de Borriana (Castellón), relacionado con la temática LGTBI. El partido denuncia que el concejal de Vox, bajo el título de proteger a los menores, ha decidido retirar libros de diversidad familiar y sexual de la sección infantil de la Biblioteca de Burriana, argumentando que lo hace por razones legales.

El portavoz de Compromís, Vicent Granel, ha condenado esta medida unilateral y sin respaldo técnico, que, según él, refleja un intento de promover una única perspectiva ideológica, ocultando otras. Granel ha lamentado la decisión, especialmente cuando se trata de libros dirigidos a un público infantil y que tratan conceptos básicos.

Granel ha señalado que esta decisión limita la libertad de elección en la biblioteca municipal y ha anunciado que solicitarán un informe técnico que respalde esta medida, la cual consideran una forma de censura hacia los libros que solo tienen como objetivo informar y educar, sin atacar ni promover ninguna ideología.

El portavoz de Compromís ha recordado que ya habían advertido en una sesión anterior que el nuevo concejal había prohibido la adquisición de más libros sobre temática LGTBI, lo que, según él, demuestra el rechazo a una sociedad diversa que busca promover la inclusión.

Compromís hace hincapié,

La Ley de Infancia de la Generalitat Valenciana, especialmente en sus artículos 19, 38 y 44, enfatiza la necesidad de adoptar en las acciones educativas una perspectiva inclusiva y de género, reconociendo la diversidad afectivo-sexual.

Además, destaca que los programas deben ser coeducativos y promover la igualdad de oportunidades y de género, el respeto y la tolerancia, previniendo actitudes y situaciones violentas, y promoviendo el respeto a las diversas formas de relaciones afectivo-sexuales y la educación intercultural.

El portavoz de Compromís, Vicent Granel, argumenta que un caso similar ya se vivió hace unos meses en las revistas en valenciano, que siguen en la biblioteca al menos hasta 2024, cuando finalizan las suscripciones. En este contexto, insta al Partido Popular a expresar su opinión sobre las decisiones del concejal de Vox en lugar de ampararse en leyes y aclarar qué opina sobre las medidas del «regidor de la censura».

El portavoz de Compromís también señala que el Ayuntamiento de Burriana cuenta con programas como Maletas Coeducativas en las escuelas y cuestiona si estos programas continuarán o si también serán objeto de censura. Además, menciona que el municipio cuenta con un Plan de Igualdad, un Plan de Juventud y una moción aprobada por el PP sobre los derechos LGTBI, y considera que las decisiones actuales están retrocediendo en el tiempo en lugar de avanzar hacia la inclusión y el respeto a la diversidad.

TRASLADO A UNA NUEVA ÁREA

Vox ha emitido un comunicado en el que confirma que el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Burriana, Jesús Albiol, ha emitido una providencia para la inmediata retirada de todos los libros con contenido sexual de la sección infantil y juvenil de la Biblioteca Municipal de Burriana, trasladándolos a una nueva área especialmente creada para adultos con este propósito.

Esta decisión de Albiol se fundamenta en el artículo 20 de la Ley 4/2011, de 23 de marzo, de Bibliotecas de la Comunidad Valenciana, ya que Burriana es un municipio con una población superior a los 25,000 habitantes, y según la normativa, los libros que contienen temas relacionados con la diversidad sexual, género o desarrollo sexual deben estar en una sección específica, fuera del alcance de menores de edad, a diferencia de cómo se venía gestionando hasta ahora, según indicó Vox.

Proteger a los menores, que son los más vulnerables, y alejarlos de libros con contenido que podría considerarse pornográfico y que no son apropiados para su edad, es nuestra responsabilidad.

Afirmó Albiol.

Vox también expresó su desacuerdo con lo que considera un intento de la izquierda de introducir durante años libros con contenido sexual explícito que no son educativos en las bibliotecas de los colegios públicos y las bibliotecas municipales. Desde Vox, se sostiene que es necesario proteger la infancia y que los niños deben mantener su inocencia.