VOX solicita a la Corporación Municipal la salida de la FEMP

El GM VOX presenta una moción pidiendo la revocación de la adhesión de la FEMP al uso de los remanentes municipales por parte del Gobierno y Ministerio de Hacienda y la salida de la asociación por acuerdo la Corporación

VOX solicita en la moción que el Ayuntamiento se una al rechazo, ya aprobado en el Congreso, de la adhesión de la FEMP al uso de los remanentes municipales por parte del Gobierno y Ministerio de Hacienda.

En la misma moción, VOX pide a la Corporación Municipal un acuerdo para la salida del Ayuntamiento de Castellón de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)

VOX reconoce, como  entidades locales territoriales, los municipios, provincias, islas, comarcas, áreas metropolitanas, mancomunidades y resto de entidades que contempla la legislación de régimen local, si bien la Constitución otorga una especial relevancia a los municipios garantizándoles su autonomía en el artículo 140, a la vez que establece que su gobierno corresponde a sus respectivos Ayuntamientos.

Luciano Ferrer argumenta que “La FEMP no contribuye a esta intención garantista de la Constitución y aglutina atribuciones y gestión de dinero público que, de alguna forma, hurta a los municipios y a esta intención garantista el derecho y autonomía que se pretende, constituyendo un auténtico “chiringuito” para la colocación de personal de los partidos produciendo un gasto político ineficiente y superfluo de primer nivel.”

 

En la moción, VOX afirma que “la FEMP es un artefacto creado por los dos grandes partidos que no ayuda a permitir a los ayuntamientos “intervenir en cuantos asuntos afecten directamente al círculo de sus intereses” tal y como establece la Ley, sino que tiene por finalidad intervenir esta autonomía, gestionar en su representación y como contrapeso a la independencia de la gestión de las atribuciones que las leyes nacionales otorgan a las entidades locales.”

 

La FEMP, afirman desde VOX, resalta la dejación de funciones de la administración del Estado y, a su vez, critica la asunción de muchas de estas funciones, que no corresponden a las entidades locales, por los gobiernos municipales y enfatiza el perjuicio a estas por el desequilibrio presupuestario que esto les provoca. Pero sorprendentemente, propone que los remanentes de tesorería se destinen a cubrir las necesidades financieras del gobierno negligente.

Esto constituye un chantaje para los municipios españoles, especialmente para aquellos que han cumplido unos planes fiscales y de gasto responsables.

Por todo ello, y otros muchos argumentos esgrimidos en la moción, VOX solicita al Pleno del Ayuntamiento de Castellón, entre otras cosas, la revocación de la adhesión a la FEMP y la salida de la asociación por acuerdo de la Corporación.

Deja un comentario