Vuelve La Feria de Santa Catalina de Vila-real en su Primer año como Fiesta de Interés Turístico Autonómico

En esta edición habrá 225 paradas, treinta y cinco puestos más que en la precedente edición a la que asistieron ciento noventa expositores.

 

Vila-real acogerá el domingo día veintisiete de noviembre una edición nueva de la tradicional y esperada Feria de Santa Catalina, una de las fiestas más arraigadas de la localidad, antesala de la Navidad, y que este año estrena la declaración de Celebración de Interés Turístico Autonómico.

El edil de Comercio y Turismo, Diego A. Vila, ha presentado esta edición de dos mil veintidós, la primera sin limitaciones desde el principio de la pandemia, y que tiene como propósito fortalecer la venta de productos tradicionales, artesanos y de manera especial productos típicos navideños. La feria de Santa Catalina se festejará el domingo próximo veintisiete de noviembre de nueve a veintidós horas y va a contar con un total de doscientos veinticinco puestos de venta distribuidos entre las calles Cardenal Tarancón, José Ramón Batalla, Hospital, Arrabal del Carmen y la plaza Mayor.

Como es tradición, Santa Catalina marca la antesala de la Navidad en Vila-real y este año es singular por el hecho de que, además de ser el primero sin limitaciones por la pandemia, festejamos la primera feria desde su declaración de Celebración de Interés Turístico Autonómico.

Así lo ha señalado, Vila. Por eso, el edil ha agradecido,

A la Generalitat Valenciana y singularmente al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, por el apoyo a nuestras tradiciones y el impulso que esto supone para Vila- real.

Asevera.

Además de esto, el concejal ha destacado el revulsivo que esta feria supone para el comercio local pues en este día muchos son los establecimientos que asimismo abren sus puertas aprovechando esta celebración.

Si bien ya no están en vigor las limitaciones por la pandemia, el Consistorio ha apostado por sostener ciertas medidas de seguridad para asegurar que no haya inconvenientes de aforo con la separación entre paradas y un circuito mayor para acoger los doscientos veinticinco negocios participantes en esta edición. A este respecto, el edil ha querido destacar que son treinta y cinco puestos más que en la precedente, a la que asistieron ciento noventa expositores,

Lo que patentiza el interés que produce la feria de Santa Catalina entre los vendedores de toda España.

Por tipología de productos las personas asistentes a la feria hallarán sesenta y cinco puestos de alimentación, veintinueve de juguetes, veintisiete de artesanía, veintiséis de bisutería y complementos, veinte de ONG y cincuenta y ocho de otros productos.

Contaremos con la presencia de paradas no solo locales y de la provincia, sino artesanos de toda España han querido sumarse a la feria.

Conforme concreta edil de Comercio y Turismo, Diego A. Vila.

En conjunto, sesenta y cinco puestos van a ser de comerciantes de Vila-real, sesenta y cinco de la provincia, sesenta y ocho de la Comunidad Valenciana y veintiocho del resto del territorio español”, especifica Vila.

Por último, el concejal Diego A. Vila ha recordado que a lo largo de esta semana se ha instalado asimismo la feria de atracciones en el jardín de Jaume I, merced a la cooperación de la Asociación de Feriantes de Vila-real.