Vuelven los derribos a las costas de la provincia de Castellón

Vuelven los derribos a las costas de la provincia de Castellón

Una vivienda de la avenida Mare Nostrum de Moncofa es el objetivo de las excavadoras y más ordenes de derribo podrían estar ya en curso.

 

El Servicio Provincial de Costas de Castellón, perteneciente al Ministerio de Transición Ecológica, planea derribar una nueva vivienda en la playa de Moncofa, específicamente la ubicada en el número 52 de la avenida Mare Nostrum. Se señala que al menos otras cinco viviendas podrían enfrentar un destino similar.

El ministerio, dirigido por la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, ha otorgado un plazo de dos meses a los propietarios del inmueble para llevar a cabo «el levantamiento y retirada del dominio público», es decir, la demolición de la vivienda en cuestión.

La casa que el Servicio de Costas tiene la intención de demoler se encuentra en plena avenida Mare Nostrum, la principal vía de la fachada marítima de Moncofa. A diferencia de otras construcciones recientemente derribadas, esta casa se encuentra en perfecto estado de conservación y en uso.

El alcalde de Moncofa, Wences Alós Valls, ha expresado su pesar por la forma de proceder del Servicio Provincial de Costas y, en consecuencia, del Ministerio de Transición Ecológica. Señaló que, al parecer, están retomando la política de derribos a pesar de la reciente decisión judicial del Tribunal Supremo, que anuló el nuevo reglamento de la Ley de Costas.

El alcalde criticó la decisión de Costas de retomar su enfoque destructivo sin tener en cuenta la realidad de los municipios costeros, como es el caso de Moncofa. Además, destacó que la decisión afecta a las familias que tienen sus viviendas en la playa, así como al patrimonio etnológico y al atractivo turístico futuro del municipio.

Alós Valls volvió a defender la idea de que Costas debería destinar sus recursos a la regeneración de playas, mejorar las defensas marítimas y facilitar el desarrollo socioeconómico de las zonas costeras. Afirmó que no tiene sentido utilizar fondos públicos para destruir vidas, familias, historia y estructuras hoteleras, recordando el caso de los derribos de los hostales Chavarro y El Pinche.

Relacionados  Generalitat respalda "espigones y construcciones" en la playa de Moncofa

Costas dejó a Moncofa sin alojamientos turísticos

Los derribos de construcciones en la playa de Moncofa llevados a cabo por el Servicio Provincial de Costas han tenido un impacto severo en la economía y los servicios de la localidad. En 2009, tuvo lugar la demolición de El Pinche, un hostal emblemático que ofrecía servicios de alojamiento y restauración. Ante la impotencia de sus propietarios, las máquinas derribaron las estructuras, desvaneciendo la ilusión de la familia que lo había construido con esfuerzo, sudor y trabajo incansable. Las raíces de El Pinche se remontaban a 1929, con su transformación posterior en un hostal en 1960. Sin embargo, nada de eso impidió que Costas lo sometiera a las excavadoras.

La misma suerte corrió el Hostal Chavarro, erigido en 1946. En este caso, Costas derribó una parte del hostal en 2009 y posteriormente continuó con el servicio de bar y restauración durante algunos años.

Desde que el Servicio Provincial de Costas derribó estos dos hostales, ningún negocio hotelero ha logrado emerger en la playa de Moncofa, generando un perjuicio turístico significativo para la localidad. «Los derribos realizados por Costas han lastrado el desarrollo de Moncofa durante décadas, y no queremos que vuelva a suceder», destacó.