Ximo Puig y Pedro Sánchez juntos en la inauguración de la N-232 en Morella

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha señalado que el nuevo tramo de la N-232 en el Puerto de Querol forma un puente entre la Comunitat Valenciana y Aragón, como un impulso para la economía y la lucha contra la despoblación.

 

Así lo ha manifestado a lo largo de su intervención en el acto de inauguración de las obras efectuadas en el tramo de la N-232 comprendido entre el Barranco de la Bota y Masía de la Torre, que ha sido encabezado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al que asimismo han asistido la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Arcadi España, y la consellera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Rebeca Torró.

En el trascurso del acto, el ‘president‘ ha valorado que la mejora de la accesibilidad que supone el nuevo tramo de la N-232 dejará acrecentar la calidad de vida de la ciudadanía, abrir nuevos mercados turísticos, y facilitar el transporte de mercaderías de campos económicos tan esenciales para Castellón como el agroalimentario y el cerámico.

Además, ha incidido en que esta obra, que ha supuesto una inversión de cincuenta millones de euros, da contestación a una reivindicación de “casi un siglo” en la región, y confirma el compromiso del Gobierno de España y de la Generalitat por corregir las desigualdades y combatir contra la despoblación. Puig se ha mostrado en especial orgulloso como morellano.

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha estrenado este miércoles el acondicionamiento de la carretera N-232 a su paso por el Puerto de Querol, en Morella (Castellón). Sánchez ha subrayado el «carácter vertebrador» de la infraestructura y su papel esencial en la apuesta del Ejecutivo por la cohesión social y territorial para «asegurar un auténtico futuro de progreso en España«.

Infraestructuras como esta son ejemplo del compromiso del Gobierno con el proceso de vertebración y de cohesión territorial.

Ha asegurado el jefe del Ejecutivo.

«Aparte de avanzar en velocidad y comodidad, supone un enorme progreso en concepto de seguridad, mejorando de forma increíble las capacidades y la funcionalidad de esta vía», ha afirmado el presidente. También, ha señalado el carácter sustentable de la infraestructura y el empeño del Ejecutivo por «disminuir al mínimo el impacto ambiental de la obra» en la zona.

«Este gobierno prosigue empeñado en una modernización del país acompañada de cohesión social y territorial, a fin de que España avance priorizando la sostenibilidad y el desarrollo rural», ha apuntado.

Además de esto, ha puesto en valor que esta infraestructura «une aún más a la Comunitat Valenciana con Aragón» y ha incidido en la relevancia del Plan de Restauración, Transformación y Resiliencia para avanzar en la meta de plena conectividad y digitalización. «España avanza cuando avanzan sus territorios, cuando mejoran sus infraestructuras físicas y digitales», ha dicho.

Por su lado, la ministra ha señalado que el acondicionamiento supone un «jalón histórico» y una mejora en concepto de movilidad, seguridad y conectividad. «Representa, además de esto, la vertebración del territorio, que no siempre y en todo momento supone edificar nuevas infraestructuras», ha añadido.

Raquel Sánchez, que ha señalado que estas obras han supuesto una inversión superior a cincuenta millones de euros, ha indicado que van a mejorar los tiempos de recorrido y la circulación de vehículos pesados. Asimismo ha recordado que se ha aprobado el proyecto del tramo entre la Masía de la Torre y Morella Sur, que se someterá a información pública para empezar «lo antes posible» el trámite de las expropiaciones.

Además de esto, ha señalado que fue este gobierno el que levantó los más de seiscientos kilómetros de peaje de la AP-7, de los que ciento veinte discurrían por Castellón, y que se están efectuando los estudios precisos para acomodar a las nuevas necesidades del tráfico.

Ha avanzado que se va a licitar esta semana la redacción de los proyectos de implantación de terceros carriles y aparcaderos entre Castellón y Almenara y se reiniciará la redacción del proyecto de la CV-10 al aeropuerto de Castellón para prosperar sus conexiones y hacer un corredor alternativo a la AP-7.

Peculiaridades de la actuación

El puerto del Querol, en la carretera N-232, es la primordial vía de comunicación entre las regiones castellonenses del Maestrazgo y de Els Ports y de la aragonesa Bajo Aragón.

La mejora de la N-232 en el tramo del Puerto de Querol–Masía de la Torre, se acorta en más de diez minutos el tiempo de circulación por este puerto, y se reduce el desnivel existente con una pendiente más progresiva.

Asimismo aumenta la seguridad de esta carretera por la que circulan a diario cerca de tres mil vehículos, de los que un dieciséis por ciento son pesados, a lo que asimismo contribuye la creación de un nuevo carril para automóviles lentos.

En conjunto, de cara al desarrollo de este proyecto se han efectuado 13 nuevas estructuras, de las que 9 son puentes. Resalta el del Barranco de la Bota, con cuatrocientos treinta y dos metros de longitud, un paso superior, dos pasos inferiores y un falso túnel de cuarenta y dos con cinco metros de longitud.

DOS CARRILES Y UNO ADICIONAL PARA CAMIONES

Específicamente, el nuevo trazado cuenta con una calzada de dos carriles, uno por sentido, y otro auxiliar para vehículos lentos en el ascenso al Puerto de Querol, arcenes de uno con cinco metros y bermas de un metro en desmonte y uno con tres metros en desnivel. Discurre aprovechando dentro de lo posible el corredor ya abierto por el presente trazado de la N-232 para disminuir al mínimo la afección.

Para eludir afectar a las vaguadas, se han desarrollado un total de nueve puentes. En las zonas de media ladera entre puentes, donde la
pendiente natural de las laderas es muy acusada, se han desarrollado muros ecológicos para disminuir al mínimo los derrames de tierras y permitir efectuar plantaciones que minimicen el impacto visual.

La carretera pierde cota con respecto a la actual, como consecuencia de la reducción de la pendiente máxima de ascenso al puerto fijada en un seis por ciento (inferior a la presente del diez por ciento ) y de una menor longitud de desarrollo. Por este motivo, en la zona de coronación del puerto, el nuevo trazado cruza bajo la presente a través de un túnel de 191,65  metros, incorporando los 3 carriles.

Uno de los puntos de mayor dificultad de la obra es el cruce del Barranco de La Bota, donde hasta el momento había un puente arco de
hormigón que solo dejaba el paso de un solo sentido, con lo que era preciso establecer una prioridad de paso en sentido de bajada. La nueva estructura se ha resuelto a través de un tablero de vigas prefabricadas afín al resto de puentes, salvando el acantilado a través de un arco metálico inferior, sutilmente apuntado y de indicación curva, de ciento dos metros de luz.

A nivel medioambiental se ha tratado de disminuir al mínimo la afección y de prosperar la integración paisajística con más pasos concretos para fauna, seguimiento de movimientos de tierras, valorización de materiales para su reutilización y construcción de muros ecológicos o plantaciones en taludes.

Tras la inauguración del tramo del puerto de Querol solo quedaría un último tramo de la carretera N-232 en la provincia de Castellón por adecuar, concretamente el que transcurre entre La Torre y Morella Sur, cuyo proyecto fue aprobado por el Ministerio de Transportes el mes pasado de abril, con un presupuesto de diecisiete con seis millones de euros.