Castellón abre al tráfico la calle Conde Pestagua

Castellón abre al tráfico la calle Conde Pestagua

Finaliza el asfaltado como parte de la adaptación a la Zona de Bajas Emisiones a falta de la instalación del mobiliario urbano y las zonas ajardinadas.

 

Las obras de la Zona de Bajas Emisiones en Castellón avanzan «según los plazos establecidos», y ya han concluido los trabajos de asfaltado en la calle Conde Pestagua, que se encuentra abierta al tráfico. En los próximos días, se procederá a la instalación de los últimos elementos de mobiliario urbano y la colocación de jardineras.

Asimismo, nueve calles del Raval de San Félix ya están finalizadas y son accesibles tanto para peatones como para vehículos, excepto la calle Sant Félix, donde los trabajos aún continúan.

El concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Sergio Toledo, ha declarado,

Sabemos que las obras pueden ser molestas, pero nuestra intención es que los castellonenses estén informados en todo momento sobre el progreso de las mismas. Hemos mantenido varias reuniones con vecinos, comerciantes y hosteleros para ofrecer ayudas directas que minimicen el impacto de las obras y hemos acordado tarifas reducidas de aparcamiento.

Señalética y Parkings en Castellón de la Plana

Con el objetivo de facilitar la vida tanto a los vecinos como a los comerciantes de las calles afectadas por las obras en la Zona de Bajas Emisiones, el gobierno municipal ha implementado una serie de medidas. La más reciente es la aprobación de una modificación de crédito para destinar 2 millones de euros en ayudas directas a los comercios que demuestren pérdidas económicas debido a las obras.

Otra medida ha sido acordar tarifas reducidas en varios aparcamientos para hacerlos más accesibles económicamente. Entre estos aparcamientos se encuentran el de la plaza País Valencià, el Hospital Provincial 2 y el de Clavé-San Félix.

Así, al descuento del 40% ya anunciado para el aparcamiento Clavé-San Félix (79,16€ al mes), se suman los descuentos en el aparcamiento del Hospital Provincial II, con un 20% (tarifa anual de 927,35€ o 79,16€ al mes), y en el aparcamiento de la plaza País Valencià, con un 15% (50€ al mes).

Relacionados  Albocàsser presenta el proyecto 'Pastos-Cortafuegos'

Además, las obras en la Zona de Bajas Emisiones cuentan con señalización específica ubicada en diferentes puntos de la ciudad. Esta señalización incluye paneles luminosos que informan sobre las calles cerradas y los itinerarios alternativos correspondientes, así como señales fijas que indican los accesos a los aparcamientos, con el fin de minimizar las molestias y garantizar la accesibilidad y fluidez del tráfico.

Proyecto reorientado

La Zona de Bajas Emisiones en Castellón «es un proyecto heredado del anterior equipo de gobierno, pero el actual gobierno municipal lo ha reorientado teniendo en cuenta la opinión de los vecinos». Recuerda Toledo.

Así, se ha evitado la restricción al tráfico rodado de un total de 745.000 metros cuadrados de suelo urbano, tal y como estaba planteado en el proyecto original. Además, esta remodelación permitirá recuperar 219 plazas de aparcamiento e incrementará las zonas ajardinadas, cumpliendo con el plan de renaturalización de la ciudad impulsado por el actual gobierno, con el objetivo de lograr una ciudad más accesible y sostenible.

Proyecto europeo

Cabe recordar que la Zona de Bajas Emisiones forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado con los fondos europeos Next Generation. De esta manera, Castellón se está transformando en una ciudad más accesible, con un aumento significativo de zonas verdes, incluyendo 600 árboles y 60 jardineras. Además, se están adaptando las aceras, las calles serán de plataforma única y más anchas, y se están utilizando materiales fonoabsorbentes para reducir el ruido y fotocatalíticos para disminuir la contaminación.