Estamos en la inopia

Hemos empezado la carrera hacia las elecciones municipales con tal velocidad que hemos cogido solo un tren dejando el otro en el andén.

Los españoles, parece, seguimos sin enterarnos de que más del 60% de las leyes, normas, tratados  y políticas económicas nos vienen dados desde Bruselas, impuestos por la UE. Digo esto porque el día 26 también hay elecciones europeas y aún no he oído a un político pronunciar una sola palabra sobre las mismas.

Están completamente centrados en “puedo prometer y prometo” para conseguir un sitio en las municipales sin ni tan siquiera advertir al ciudadano de lo mucho que nos jugamos en las europeas.

Compromís se ha despachado hoy con 400 medidas para su nueva política municipal, lo más importante, para ellos, la participación ciudadana, el feminismo y las políticas de inclusión, es decir, en Castellón no tenemos ni un solo problema, en la capital de La Plana no hay nada que hacer, todo marcha sobre ruedas.

Otros se centran en guerras fratricidas para posicionarse en la candidatura de su partido.

Me acuerdo de aquel político que afirmaba: “En este partido no te pasa nada si no haces nada, te pueden pasar muchas cosas si haces algo”

Los datos de empleo, en la línea de los que se obtenían en la última etapa “popular”, son ahora maravillosos cuando hace menos de un año eran un engaño y solo se creaba empleo basura. Ahora con gobierno socialista y un descenso del 4% en la creación de empleo fijo o de larga duración resulta que los datos son magníficos y hay que celebrarlo, como cambia el cuento dependiendo de quién lo cuente.

Mientras, aprovechando que vivimos en la inopia, no venden la liberalización de los peajes de las autopistas, aún no sabemos para cuando, mientras no avisan ya de que tendremos que pagar por circular por las autovías sin que al Ministro de Fomento se le caiga la cara de vergüenza.

Nadie ha perdido la oportunidad de criticar a VOX, es una obsesión la que tienen, por la ausencia en la mesa redonda prevista de los candidatos a la alcaldía de Luciano Ferrer, candidato de VOX.

La verdad, la única verdad es que Luciano Ferrer no puede acudir por motivos laborales sobradamente justificados a la vista del horario programado y que aquellos que han convocado la mesa redonda se han olvidado ya de que en otro tiempo, como le sucede ahora a Luciano Ferrer, había políticos que trabajaban.

¡A ver si nos centramos! Y volvemos a la realidad.

Deja un comentario